¡AR!

¿AR? ¿Ana Rosa al ataque? No, no son tiempos de revista, que la hay, no son tiempos de TV que la hay. Pues no, no son tiempos de Ana Rosa aunque puede existir alguna similitud entre los personajes. Lo que SI podemos es hacer una afirmación: ZP ha muerto, viva AR.
Así son los hechos hace unos años nació la marca electoral ZP, hoy en franco retroceso y sinónimo de poco saber hacer, de crisis, de recesión y de fracaso electoral. Con ZP muerto tenían que buscar una nueva marca, y el dedazo del lider señaló una interjeción de uso militar AR. Y qué significa dicha interjeción: pues según el diccionario de la RAE “voz para ordenar la ejecución inmediata de un movimiento”, y nunca mejor dicho: AR a pelear por no bajar demasiado en las próximas elecciones porque ganar sabe que está complicado. Pues ZP ordena a AR, con lo que éste último se convierte en el “negro” (literariamente hablando) de aquél, por lo que su autonomía es escasa, su candidatura se convierte claramente en un mandato inducido por el fallecido que deja muy malherido al nuevo AR, Alfredo para los suyos.
¿Por qué los socialistas renuncian de la normalidad? Cada uno lógicamente se apellida como sus progenitores marcan, pero luego si eres socialista y encabezas un puesto de importancia renuncias a la normalidad que puede suponer un apellido, denominemoslo así de los frecuentes. ·3 ejemplos: Zapatero renunció al apellido paterno “Rodríguez”, Touriño en Galicia renunció, como hace ahora AR, renunciaron al “Pérez”, el primero lo hizo desaparecer y el segundo lo sustituye por una P. (p y punto). ¿Por qué renuncian a la normalidad? ¿Acaso consideran que es negativo apellidarse como tantos y tantos miles de españoles? Parece que es un intento desesperado de camuflar la marca electoral PSOE, en franco retroceso, por la marca personal del personaje. En el caso de Alfredo (AR) la P. es premonitoria ¿por qué? Porque Alfredo quedará separado de Rubalcaba por el P.P. (p, punto) y se enfrenta al final de sus posibilidades políticas para dejar paso a la renovación real del PSOE. En esto también se parece a Ana Rosa, en que también le han aparecido serios competidores que le recortan terreno a marchas agigantadas.
Pero de momento el PSOE vivirá de aquello de ZP ha muerto, viva AR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *