¿LOS 400 DE JOSE LUIS? NO, DE TODOS

Los 400 de ZP. Parece el título de una película ¿verdad?. Si lo fuese, que no lo es, seria una peli de terror. Es la triste realidad de un gobierno que nos tiene acostumbrados a “máximos” de lo peor. Poco a poco además nos van acostumbrando a ver como normal lo que no lo es.
En un principio estuvimos en la “champions league” de la economía mundial, los que hablaban de la crisis eran unos antipatriotas. ¿Llegar a los 4 millones de parados? Imposible, claro porque vamos camino, o somos 5 millones. ¿Llegar a 300 el diferencial de la deuda? Imposible, además sería un desastre de magnitud impensable. Llegamos a esos 300, y lo que es peor nos acostumbramos, y ya se ve como normal lo que no debe de serlo, ahora subimos de nivel, como si de un triste videojuego de la vida económica de un país se tratara, y llegamos a los 400, y lo que es peor, nos instalamos en ellos. ¿Existe una conspiración en contra de este gobierno? (Es la única afirmación que le queda por realizar al cadáver político, que será enterrado un 20-N que hay que pasar a la historia como sea). España está desde luego en estado de alerta máxima, y que ha hecho el presidente: suspende sus vacaciones temporalmente. ¿Buena medida? La verdad, no lo se, porque a quien se le hubiese ni imaginado cogerse vacaciones con la situación que vivimos. A mi no. Falta mucho hasta el 20 –N, quizá demasiado, la convocatoria se hace tarde, mal y arrastras. Pero claro, el socialista ZP sólo mira por su partido y no por el país. Y las cifras van mal, mal, muy mal. Las económicas desde luego y las electorales se verá el 20-N que también. Ahora estamos con los 5 millones de parados, con los 400 casi asentados de Jose Luis, con una política errática y equivocada. Estamos a la espera del 20 –N con un presidente finiquitado que sólo actúa en clave electoral. Pero Jose Luis hace falta más trabajo, más confianza, más empleo, más política económica y menos vacaciones. Cerca del abismo Jose Luis, si vuelves a Doñana quédate allí y no vuelvas, al menos por 400 días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *