“Tijeretazo” es por culpa de su endeudamiento masivo

Salgado reconoció ayer que el decretazo contra funcionarios y pensiones se debe “al elevado déficit y los altos niveles de deuda pública”.
Desde que empezó la crisis el gobierno socialista ha gastado 50.000 millones de euros en medidas inútiles, descoordinadas e improvisadas.

La falta de un plan completo y coherente de medidas ha dilapidado la confianza internacional en la economía española, encareciendo la deuda pública.

El gobierno socialista reconoce que su decretazo recortará también el crecimiento de la economía española.
El gobierno de Zapatero ahora reconoce que la economía crecerá 0,5 puntos menos del PIB este año.

El decretazo de Zapatero castiga a 8,6 millones de empleados públicos y pensionistas.
La bajada de sueldos no sólo afecta a los funcionarios sino también al personal con contrato laboral en las Administraciones.

El mismo día que baja los sueldos y las pensiones el gobierno socialista aprueba el II Plan de Alianza de las Civilizaciones.
El I Plan nos costó casi 5 millones de euros en donaciones directas, sin contar las ayudas indirectas de cada Ministerio.

La descoordinación e improvisación de Zapatero sobre un futuro “impuestazo” aumenta el riesgo de la fuga de capitales.
La hipotética subida de impuestos, afirmada y negada varias veces al día, tendría un impacto mínimo en la reducción del déficit.

Los resultados de la política antisocial de Zapatero se llaman paro, deuda, recortes sociales y subida de impuestos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *