POR LA LIBERTAD, NO SUCUMBAMOS AL CHANTAJE

¡Menudo susto! Esto exclama cualquiera de nosotros cada vez que enciendes el televisor y te encuentras con las espeluznantes imágenes de cientos de enfurecidos a consecuencia, parece, de las viñetas del diario danés. Su furia la manifiestan, nada más y nada menos que, asaltando y quemando embajadas, pisoteando banderas, y profiriendo gritos llamando a la…