¿QUEREMOS PERDER EL TREN DEL PROGRESO? (ABC 20-11-13)

Eran sobre las 8 de una fría mañana invernal, que en Pamplona se manifestaba intratable. Estaba en la estación de ferrocarril esperando al tren para regresar a Vigo, junto a la que entonces era mi novia. Indispuesta, corrió al baño. Hablé con un responsable de la estación, quería convencerle de esperarla. «Mire —me dijo— no…