SE TE ESCAPÓ EL TIEMPO ENTRE DIAS Y MENTIRAS “AMIGO”

          Amaneció como un día cualquiera. La niebla borraba la mirada sobre el infinito de aquella calle por la que discurría su vida. Se acercaba peligrosamente al precipicio de un tiempo, que pese a seguir siendo joven le había pasado una factura demasiado elevada. La falta de decisión, el aferrarse a…