ÍBAMOS EN VELERO,CONTROLÁBAMOS PERO CASI VAMOS A PIQUE

Era un día de verano, temprano, a penas daban las nueve de la mañana en el reloj, cuando con mi hijo Fernando y mi cuñado tomamos el camino del puerto de Portonovo. Habíamos decidido tener una jornada de navegación. A eso de las 10 después de revisar el Naos (así se llama el velero) nos…