ABEL vs CABALLERO O LA INSOPORTABLE LEVEDAD DE SERLO

“Escuchar para oír lo que quieres oír.” Desde luego puede resultar una actitud de lo más satisfactoria, para uno, pero a la vez es una actitud dañina, y hasta me atrevería a calificar de cobarde. Sólo el espejo o la grabación de uno mismo nos puede hacer oír aquello que nosotros pensamos, pero intentar rodearte de opiniones solamente favorables, nos conduce irremediablemente al fracaso, al oscurantismo, a estar ensimismado, y a la pérdida de la realidad.Al final en breve espacio de tiempo nos convertirá en unos seres extraños para los demás e incluso para nosotros mismos. La opinión crítica y contraria a nuestro pensamiento enriquece, la de alabanza empobrece y nos oculta otras alternativas, es como aquellas ramas que no nos dejan ver un precioso bosque, y siempre se convierte en un problema.
Pues de este “pecadillo” se acusa en confesión el alcalde de la ciudad, de querer escuchar sólo lo que le gusta oír. Se equivoca, pero no sólo se equivoca si no que pone en claro riesgo los intereses de Vigo. Lo que realmente le preocupa a Caballero en ese monólogo que parece mantener consigo mismo es si él va a ser o no el presidente del área. No le preocupa nada más, su egocentrismo exacerbado le lleva a ello, y por eso busca a los “pepito grillo” de turno, que en un franco gesto de sumisión le digan: “Oh si mi Abel tú eres el mejor, debes de ser el que mande”.http://www.lavozdegalicia.es/noticia/vigo/2012/04/17/caballero-seguira-convocando-asociaciones-oir-quiero-oir/0003_20120420120417133627265.htm
Lo cierto es que nadie ha dicho que no vaya a ser el presidente del área, sólo él en su monólgo frente al espejo. Lo único que debe ocurrir es que logre el “mínimo” respaldo de sus socios convertidos en con-vecinos en el área metropolitana.
Para ser alcalde de Vigo, Caballero precisó CONVENCER al BNG para que le prestase sus votos. ¿Vale la Democracia para ser alcalde y no vale para presidir el Área?, ¿Por qué?
El Presidente del Área Metropolitana de Vigo será elegido necesariamente entre los Alcaldes de los Ayuntamientos que la integran, exactamente igual que en el Área Metropolitana de Barcelona.
Nadie se opone a que Vigo ostente la presidencia.
Si el espejo no le dice que no vaya a ser, si sólo se dice que debe de conseguir un mínimo consenso para serlo, si no lo busca más que en el enfrentamiento, ¿no sería más rentable para Vigo y el Área que en vez de escuchar su eco cacofónico, hablase con sus homónimos en el área en busca de acuerdo y consenso en torno a su persona?, o debemos concluir que lo que realmente sucede es que el ínclito señor Caballero lo que busca es dinamitar el área en aras de hallar un determinado rédito partidista ante la cercanía de unas elecciones.
Vigo no puede salir perjudicada de la relación del Abel vs Caballero; el área es una gran oportunidad que el egoísmo no debe dejar escapar esta magnífica oportunidad de convertirnos en capital de una conurbación urbana de más de 500.000 habitantes. Las generaciones futuras no nos lo perdonarían, ni las presentes tampoco porque sería tanto como poner un tapón en el grifo del crecimiento y el desarrollo de la ciudad que nos llevaría a alargar la crisis.
Abel reúnete con Caballero y trabajad como uno solo en el desarrollo del área, si quieres ser presidente negocia, como lo hiciste para ser alcalde, pero por favor, si en algo quieres a Vigo no enredes, colabora y que Vigo despegue definitivamente hacia el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *