¿AJEDREZ, MUS O TOMADURA DE PELO? NO, ES LA NAVIDAD.

maxresdefault25fun25 de diciembre, fun fun fun… Así comienza un famoso villancico español. Alegría, paz, felicidad, celebración, comidas, bebidas, y ahora ¿elecciones? Quien sabe, a estas alturas de la película (de género político) todo es posible. Nadie quizá apostase, por la reedición del 26 de junio, tras las elecciones del 20 de diciembre, y hete ahí que lo impensable se hizo realidad, para cambiar eso si poco el panorama. Pero ¿hablamos de Navidad? Creo sinceramente que no, estamos en un tablero de juego en el que cada jugador hace un movimiento, intentando anticiparse al movimiento del contrario, o presumiendo éste, pero nadie puede garantizar que dicha previsión tenga visos de cumplirse, ni siquiera que los jugadores decidan cambiar de táctica. Pero esto que he dicho que puede traducirse en pensar, que estamos ante una partida de ajedrez, se ha transformado verbigracia de las entrañables y familiares fiestas en un órdago a la grande del españolísimo juego del mus. Y el órgado, o lo que es lo mismo jugárselo todo, va dirigido en exclusiva a un jugador Sanchez pedro_sanchezmusque tiene que decidir entre verlo o no, en un envite a todo que pone en una difícil situación al jugador socialista. Y claro en estas circunstancias quien lanza el órgado tiene pensada la rendición en la jugada del contrario, y me pregunto ¿qué pasará si el contrario ve el órdago y resulta que tiene buenas cartas? Pues en el caso nos veremos votando con casi toda seguridad en Navidad. El verano se ha convertido en el mundo lotero en el arranque de las fiestas navideñas, desde hace unos días se puede adquirir la lotería de Navidad y ahora también la de la ONCE.

           Quien nos dice que no se convierte en tradición votar por las fiestas, ir a la “lotería” de la opinión democrática de los españoles. Mientras tanto sigamos con un País en funciones, dando un dantesco espectáculo y cabreando al más calmado de los españoles, porque se respira enfado, y ya son muchos los que creen que se nos está tomando el pelo. Reflexión, responsabilidad y por favor dejen de jugar, ni ajedrez ni mus, España no es un juego. ¡Ah! y si se juega al mus que éste no sea un juego de boquilla, y también cuidado por ir a lo pequeño e inmediato, vamos como dice el dicho “jugador de chica, perdedor de mus”. Por cierto, creo que si se repitiesen elecciones nuevamente, ninguno de los 350 diputados debería repetir, mejor que disfruten de la Navidad en familia. España se lo agradecerá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *