CADENAS QUE NOS PRETENDEN SUBYUGAR

Dicen que las cadenas son para unir, para proteger, para llevar al cuello, suelen ser una concatenación de eslabones dispuestos de manera armónica que buscan un fin. En el día de ayer en Cataluña se produjo un evento propagandístico del gobierno de Arthur Mas  y sus aliados políticos. No pensemos que nos encontramos a una alianza con la ciudadanía catalana, nada más lejos de la realidad, nos encontramos con la escenificación de la propia ensoñación de Mas.

Soy un firme defensor del estado autonómico, soy por creyente un convencido de que la descentralización que conllevan las Comunidades son positivas para el conjunto del Estado, creo en que se puede avanzar en la descentralización en algunas competencias, que se debe acercar la administración al ciudadano, que podemos mejorar el sistema de financiación de las distintas comunidades, caminando hacia una estructura cuasi federal. He creído, y sigo haciéndolo que debemos caminar en aquello que se vino en denominar la Segunda descentralización de las Comunidades hacia los Ayuntamientos como organizaciones administrativas más cercanas al ciudadano.

Sentado lo anterior creo sinceramente que el pulso que la Generalitat hace al resto del Estado con su proyecto secesionista, con sus impulsos de referendum y con sus manifestaciones contrarias al espíritu de la Constitución y su propia esencia, debe de provocar la intervención del Gobierno de Mariano Rajoy. Ley, la propia Constitución prevé los mecanismos legales para hacerlo, así el artículo 155 de la Carta Magna establece que Cumplimiento forzoso de las obligaciones de la Comunidad Autónoma

1. Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general.

2. Para la ejecución de las medidas previstas en el apartado anterior, el Gobierno podrá dar instrucciones a todas las autoridades de las Comunidades Autónomas.

¿Condición indispensable? Las principales formaciones políticas del Estado deberían apoyar al Gobierno, pues sería la única manera de que la medida tuviese el éxito requerido sacándolo de la lucha partidista para concentrarnos en la lucha por el respeto a la legislación vigente, al espíritu de la Carta Magna y a la Soberanía que reside en todos nosotros como Estado que somos, no sólo en una parte del territorio que unilateralmente adopte decisiones contrarias a la Constitución y al espíritu del Estado.

Termino como decía antes, soy un firme defensor de la Constitución, un ferviente creyente en las autonomías y de la configuración autonómica de nacionalidades y regiones, creo en la negociación dentro del respeto a la Ley en que se puedan mejorar las condiciones de autonomía sin romper con el sentimiento de los artículos 1 y 2 del Contrato que en diciembre de 1978 nos dimos los españoles.

Creo en los lazos que nos unen, pero no en las cadenas que nos subyuguen y que tengan por finalidad la contraria a la unión, la ruptura. Fueron tiempos en los que se encadenaba a la gente, como para hacer alegorías de unión rupturista, que es un contrasentido en si mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *