CAMBIO 2015:HACIA UNOS NUEVOS PACTOS DE LA MONCLOA

          Estamos en un momento en que la palabra de moda es CAMBIO. Todos los partidos políticos se presentan ante la sociedad con el cambio como leitmotiv de la futura campaña. ¿Es necesario un cambio? En muchos aspectos es evidente que sí. Pero ¿vale el cambio a cualquier precio? Sinceramente pienso que no, debemos promover un cambio constante pero basado en el diálogo, el consenso y la valentía.

pactosdelamoncloaEs en un momento social y político en que es hora de algo fundamental que llevo tiempo diciéndolo: sentarse en una mesa y llegar a un gran acuerdo de Estado al estilo de los famosos “Pactos de la Moncloa” impulsados en época de Adolfo Suárez, como medio de consolidación democrática y defensa de lo que España supone y es. Se está poniendo encima de la mesa un proceso de Reforma Constitucional de cambios importantísimos en la definición del modelo de Estado, se habla de blindar derechos, de modificar aspectos muy importantes que debieran tener reflejo en la Carta Magna y, sinceramente, creo que no debe acometerse sin un gran consenso nacional y para ello lo primero es sentarse y acordar, y solo después legislar. Pongo un ejemplo con la reforma de la legislación electoral que propone mi partido respecto de los procesos municipales (Propuesta reforma electoral municipal), y he de decir que me parece necesaria pero tardía, llega tarde cuando se lleva planteando mucho tiempo atrás y sin posibilidad de ser aprobada en esta legislatura y creo no debe tratarse individualmente si no en el marco de una modificación de todo el sistema electoral por ser el elemento vertebrador de la Democracia de un País. ¿Qué sistema es mejor? Creo que corresponde a todas las fuerzas políticas determinarlo y que solo con un amplísimo consenso servirán para el fin pretendido, máxime cuando se reconoce por mi partido que solo se presenta ahora como medio de debate y discusión, casi de sondeo de los apoyos con que cuenta la pretendida reforma. No estamos para globos sondas y si para acuerdos en materia electoral, pero también como apuntaba en otras ocasiones en temas como la sanidad, la educación, la justicia, las libertades y el diseño del mapa institucional (cerrar el mapa autonómico, la necesaria y reclamada desaparición de las diputaciones provinciales, las fusiones municipales, etc…).

          Por ello confío que realmente este año 2015 sea el del auténtico Cambio sobre todo de actitud, el año en que sentados en torno a una mesa liderada por el Partido Popular (como partido del gobierno) se logren avances con los que podamos hablar de unos Pactos de La Moncloa 2 o de donde sean, pero que sirvan para darnos los próximos retos, para consolidar la democracia que dura ya 40 años y que espero lo haga indefinidamente, al menos que toda mi vida transcurra en Democracia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *