CARTA AL ALCALDE Y POLITICOS DE VIGO SOBRE AREA

ESTA CARTA PUEDE ESTAR DESACTUALIZADA POR LOS ACONTECIMIENTOS. FUE ENVIADA EL LUNES Y PUBLICADA EN LA VOZ DE GALICIA EL MARTES. LA PONGO IGUAL TODA VEZ QUE REFLEJA A LA PERFECCIÓN EL DAÑO QUE DETERMINADAS ACTUACIONES ESTÁN PROVOCANDO EN MI CIUDAD. O NOS PONEMOS LAS PILAS O NOS IREMOS AL CA……

Esta carta me gustaría dirigirla a toda la clase política de la ciudad en general, y al alcalde en particular. Estamos ante una gran oportunidad para Vigo, diría que en un momento trascendente para la misma, como es por fin convertirnos en capital de una población de más de 500.000 habitantes, de ser el inicio de algo grande, de ser pioneros en Galicia, y lo más importante de mejorar la calidad de vida de la ciudadanía, de abaratar servicios y de ser en un futuro cercano una gran conurbación formando una auténtica unidad funcional. Para eso el señor Caballero debe tener alturas de miras, no en lo personal, si no en lo colectivo, y con él el resto de formaciones políticas, pensar en Vigo y no en los puestos, lo malo para los intereses de la colectividad es que parece que no tiene esa capacidad. El alcalde debe ser quien de liderar este gran paso para todos, deber ser el que capitanee el proceso y así por parte del partido popular se le ha ofrecido la presidencia del Área, pero a él no le vale, necesite que en la Ley figure su nombre y apellidos, y las leyes no son nominales sino colectivas. De lo que si que no es tiempo es de la mentira por la mentira, de la confrontación por la confrontación, porque una mentira coreada mil veces no es verdad: las leyes son constitucionales per se, y sólo el Tribunal Constitucional ante un recurso puede decir que no lo es; no podemos decir sin que funcione que perjudica a la ciudad, porque sólo lo puede estar en una entelequia y en la irrealidad de un deseo. Es tiempo de consensos, y el consenso se le ha ofrecido, pero él lo ha rechazado; es tiempo de la construcción, no de la oposición; es tiempo de la suma y de arrimar el hombro con las localidades que forman nuestra más cercana realidad, no es por tanto tiempo de menospreciar a quienes son vecinos más pequeños, pues nadie es pequeño si es tu aliado; es tiempo en que cuando una crisis tan profunda ataca nuestra economía cualquier oportunidad debe ser aprovechada para arrancarnos de los brazos de la desesperación y llevarnos al sendero de un mayor crecimiento económico para la ciudad.

Por eso debemos de pedir a los políticos de Vigo, y por ende al Alcalde que acudan al pleno de constitución del Área Metropolitana, que piensen en Vigo no en ellos, que el alcalde siendo miembro nato, como es, sea elegido Presidente del Área y se ponga a trabajar en post de materializar esta oportunidad, no de torpedearla.

 No es tiempo de echar el freno, ni de simplismos, ni de mirarnos el ombligo, o de dar pasos hacia atrás. Tenemos que estar en un nuevo tiempo, el de sembrar en lo político, institucional, y también en lo social, para pronto poder recoger los frutos, los frutos que signifiquen colocarnos con más superioridad a la cabeza en lo económico y en lo social de Galicia, y porque no, debemos ser ambiciosos y convertirnos en líderes del Norte peninsular. El reto es complicado porque ciudades como Bilbao están ahí, pero no es imposible, sólo teniendo altas metas podremos lograr altos destinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *