COGE LAS ZAPATILLAS Y PATEA

catacumbaVivimos un momento preocupante, en el que las formas muchas veces son más importantes que el fondo; vivimos una sociedad que más informada que nunca, en que los gestos son importantes, las palabras lo son más y escuchar es fundamental. Ayer hubo un partido de futbol importante en la que dos equipos españoles se la jugaban, y según cuentan las crónicas uno salió a ganar y otro se dedicó a marear la perdiz, a defender un resultado y jugársela a una única bala la del 0-1. Pero esa estrategia conservadora, o incluso podría calificarse de cobarde conllevó que quien salió a ganar lo hizo, y quien salió a conservar perdió por incomparecencia futbolística. Pues bien en política como en el futbol pasa algo similar: si sales a empatar o perder por la mínima te meten una goleada y si te encierras en tu campo esperando que el tiempo pase, al final te pasa factura.
zapatilla-pieCon todos sus defectos y virtudes, Esperanza Aguirre debe ser un espejo en el que observar actitudes por su claridad, valentía y porque lejos de arrugarse sale siempre a ganar y ese espíritu ganador es fundamental para alcanzar los logros que ha obtenido. Un ejemplo de ello es su conocido como “chester” que más allá de un “sofá plasticoso” es una gran ocurrencia, es materializar algo en lo que creo profundamente: la política no se hace ni en oscuros despachos, ni en coches oficiales, ni en sedes más o menos clandestinas, se hace en la calle. Votamos los ciudadanos, los de a pie, es necesario confundirse entre nuestros conciudadanos, escucharlos, mirarles a los ojos, hablarles, recibir sus quejas o broncas, pero nunca encerrarse en la catacumba. Las catacumbas en las que se reunían los primeros cristianos por la persecución, pero hacerlo políticamente hoy día representan una introspección política que lleva hacia un claro ocaso. No hace falta ni siquiera coger el chester basta con coger un calzado cómodo y dedicar todo tu tiempo al servicio de los demás.
chester-aguirre--644x362Aprendamos de los demás y de políticos cualificados como Aguirre o como en su día en el último Congreso de Nuevas Generaciones en Santiago el expresidente de la Xunta D. Gerardo Fernández Albor se dirigía a los jóvenes animándoles a participar en la actividad política y en sacar ésta a la calle enarbolando la bandera de la democracia y el sentido común. No pude estar más de acuerdo con los sabios consejos de D. Gerardo. Soy de los que creen en la nobleza de la política y de que la verdadera acción política no se realiza ni en catacumbas, ni en despachos y mucho menos de espalda a la ciudadanía, sino con coherencia, pensando en el elector, en el ciudadano y por ende en un futuro mejor para todos. Las fuerzas políticas debemos estar a la altura de la ciudadanía, pero sin rebasar el límite del respeto al votante y del cumplimiento de aquello por lo que ese ciudadano deposita su confianza en tu formación y no en otra. Yo lo denomino coherencia y lealtad a unos principios inspiradores de la democracia. Calle vs despachos; dar la cara vs esconderse; salir a ganar vs a conservar; en definitiva tener visión de futuro vs a no tener visión de nada. Por ello, como decía antes, coge tus zapatillas o calzado cómodo y sal a la calle no esperes que vayan a ti. Síguelos primero tú a ellos, para que te sigan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *