CUANDO EL BURRO NO TIENE QUE HACER……….

Dice nuestro refranero algo así como que “cuando el burro no tiene que hacer con el rabo espanta las moscas”.
Pues bien algo así sucede con la política
lingüística de la Xunta de Galicia, o más bien debiéramos decir con la política lingüística expansionista del BNG. En este punto me reafirmo en mi idea de que existen dos gobiernos en nuestra Comunidad Autónoma: por un lado el dirigido por el Sr. Toruiño a la postre el poco enterado, y por otro por el Sr. Quintana el enteradillo, y esta circunstancia me preocupa enormemente por el claro peligro que conlleva el hecho de que un gobierno actúe con bicefalia, ya que dicha actuación nada bueno puede traer, y que exista en la teoría un Presidente nominativo que no se entere de nada, y otro que se dedique a meter la nariz en terreno ajeno en este caso en el extremeño, pero también en el asturiano y castellano leonés. ¿Qué hacen en las reuniones de los jueves? Por lo visto nada.
No justifico el desaire del gobierno extremeño, pero un gobierno serio y democrático no debe intentar inmiscuirse en las actividades de otros gobiernos de su mismo rango, primero porque en nada le compete y segundo porque las ingerencias además de mal vistas pueden resultar incluso ridículas, trasnochadas y carentes de sentido.
Lo mejor, aplicando de nuevo el refranero, lo que han hecho asturianos y castellano leones no hacer aprecio pues como dice el refrán “no hay mayor desprecio que no hacer aprecio”·
Sres. del BNG ¿no tienen cosas por las que trabajar en Galicia, por y para Galicia que se tienen que preocupar de los asturianos, castellanos –leoneses y extremeños? Si es por falta de imaginación consúltenos a los gallegos y les diremos una lista más larga que la de los reyes godos por la que preocuparse de nuestros intereses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *