DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA CIUDAD DE VIGO

En el día de ayer, 7 de noviembre, el periódico ABC en su edición gallega, ponía al descubierto algo que había pasado inadvertido para los diarios locales, y lo que es más grave para los partidos que conforman el arco municipal, y por ende los representantes de la ciudadanía elegidos democráticamente. Por ello está bien felicitar al periodista por su información.

Información además veraz, y lo voy a acreditar. En el anterior mandato de Caballero, uno de sus empeños fue sacar adelante un nuevo Reglamento Orgánico del Pleno de Vigo, fue una iniciativa del partido socialista, en la que participé de primera mano como portavoz en la comisión del Partido Popular, y como representante del grupo municipal. Tras numerosas jornadas de negociaciones y de intenso debate, con numerosos retrasos intencionados del PSOE y BNG de aquella socios de gobierno, se llevó por parte del gobierno local a un pleno el texto donde éste fue aprobado, tal y como consta en la propia web del Concello, son el gobierno a favor y con el voto en contra del PP.
Uno de los puntos novedosos del Reglamento, como bien señala la información del diario, además defendido a ultranza por el representante socialista Señor López Font, era la incorporación de un debate “Sobre el estado de la ciudad”. El año pasado 2011 no podía haberlo por ser año electoral municipal, pero este año 2012 si, a lo que el alcalde de la ciudad señor Abel Caballero, una vez más como hace con todo aquello que no le conviene, incumple con la propia norma llevada por él y su gobierno, el Reglamento Orgánico del Pleno del Ayuntamiento de Vigo, y no convoca el Pleno de carácter extraordinario a celebrar dentro de los 6 primeros meses del año, denominado debate sobre el estado de la ciudad, tal y como establece el artículo 85 del citado Reglamento, debate en el que correspondería al alcalde exponer la situación general de la ciudad, y las líneas maestras de su acción de gobierno (sólo se excepciona el año en que se realicen elecciones municipales).

Me sorprende que el Alcalde no haya tenido la sensibilidad de cumplir con la norma que se aprobó en pleno de la corporación, y que no haya sido valiente como para exponernos a los vigueses cual es su balance de la situación de Vigo y, sobre todo, que proyectos constituirían su acción de gobierno, lo que nos puede llevar a concluir que: o bien Vigo no interesa a su alcalde, que considera que su acción no es digna de valoración su actuación como alcalde pese a llevar ya 5 años en el cargo; y en ambos casos que carece de proyectos nuevos interesantes para la ciudad, o lo que es aun peor que al margen de sus enfrentamientos con la Xunta de Galicia no los tiene: ni nuevos ni viejos. Claro que para decir que va a construir nuevas aceras, que es el mejor alcalde del mundo, o que como dice la ranchera “sigue siendo el rey” (como por otro lado hace en todos los medios públicos a su alcance) no hace falta reunir a la Corporación, con hacerlo consigo mismo, y mirarse a un espejo, le llega.

Es un absoluto desprecio a los vigueses, su falta de ideas, de propuestas, de realidades, y de cumplir con sus conciudadanos, le deberían llevar a replantearse su futuro porque Vigo no merece un político que nos desprecie de esta forma.
Y termino como empecé también sorprende que el resto de partidos de la corporación no hayan caído en la cuenta de este importante debate, que no lo hayan reclamado, y que por ende no hayan sacado los colores en tiempo y forma a esta nueva inacción municipal de quien no es capaz de someterse al examen de los representantes de la ciudadanía, salvo que medie una cámara o micrófono por el medio, y que no hayan aprovechado este pleno legalmente establecido para haber acreditado ante la ciudadanía lo que en la calle es una realidad: no hay proyectos, ni ideas, ni voluntades para Vigo. Pónganse las pilas por y para Vigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *