DGT Y EL CODIGO PENAL

Fue llamativa la campaña de la DGT de esta pasada Semana Santa, y poco efectiva visto lo visto. Después de 2 años al frente de la DGT el Sr. Navarro al margen de cultivadísimas perlas, y de amenazar con el Código Penal a todo tipo de conductor sin reparar en las conductas concretas, ningún resultado positivo ha traído al maltrecho resultado de cada fin de semana, de cada día de tráfico en nuestras carreteras. Más del 48% de los fallecidos en esta última operación salida-retorno de Semana Santa han perecido por no usar el cinturón de seguridad, ¿no es este dato un indicador fiable de hacia donde deben de ir los esfuerzos de las campañas disuasorias de la DGT?
Los ciudadanos no debemos ser amedrentados por los poderes públicos ni por su publicidad, no es de recibo ni lógico la pregunta de ¿piensa Ud. morir esta Semana Santa? ¿Quién en su sano juicio lo piensa?, nadie.
Ahora la solución que quieren aportar es echar mano del Código Penal, tipificar nuevos delitos, y llenar las cárceles de conductores. No creo que sea la solución. Puede resultar necesario ajustar los parámetros de determinados delitos, puede resultar preciso una mayor concienciación de la sociedad, pero no podemos, cada vez que queramos reducir algún índice negativo en la sociedad, recurrir al Código Penal, y convertir a ciudadanos de a pie en delincuentes, no podemos coartar las libertades haciendo pender de la cabeza de alguien la espada de Damocles de la Justicia, pues de modo contrario tendrían que desaparecer los procedimientos sancionadores administrativos (que para algo están), y si así fuera convertiríamos a los Jueces y Fiscales en agentes de tráfico que no lo son.
Me pregunto si para prevenir la delincuencia sería necesario por ejemplo endurecer las penas, o será mejor la prevención del delito con medidas educacionales y policiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *