DIA DE BUITRES

Hay días de esos en que es difícil saber muy bien de que escribir, otros en que te levantas con un espíritu constructivo y deseas plasmarlo en un papel, pero que difícil es después de escuchar y ver a personajes como Pepe Blanco ser positivos. Me acuerdo de aquellos tiempos en que los del PSOE comparaban al secretario general del PP otrora Álvarez Cascos con un doberman de esos tan fieros, miedo le tendrían quizá por no huir en el cuerpo a cuerpo del debate.
Si por comparación o símil del reino animal nos decantamos la actitud de Blanquiño se asemeja a la de esas aves tan bonitas de cuello blanco, mirada atenta y olfato para la carroña llamadas buitres. Como español me produce vergüenza la actividad carroñera, políticamente hablando, del secretario de organización socialista mezclando las horrorosas imágenes de presos iraquíes con la actitud del PP ante la intervención militar estadounidense en Irak. Sus palabras –casualmente- tuvieron la ayuda inesperada del ente público TVE con unas más que sospechosas imágenes.
Sr. Blanco hemos sido 10 millones de españoles los que hemos votado al Sr. Rajoy y por ende al PP, en la últimas elecciones generales, somos diez millones de españoles los que confiamos en esta formación política y Ud. públicamente con desprecio nos está atacando, insultando, carroñeando no ya sólo al Sr. Aznar, a Rajoy o a Acebes, si no a Juan, a María, a Pedro, a Jorge, a Natalia, a Rafael, a Jose Manuel, a Sonia, a Rosa……… a todos y cada uno de los que votamos a una formación, que tenemos nombre y apellidos y que vemos en ud. actitudes ajenas a la libre actuación democrática de los partidos políticos.
Ya que ud. manifiesta que los millones de personas que se movilizaron en contra de la guerra tenían razón, le pido, le exijo la misma coherencia con los 10 millones de españoles que votamos PP que nos manifestamos democráticamente en las urnas, que lo hicimos pese al acoso físico y mediático de los dos días anteriores a las elecciones, y que pensamos que la mayor manifestación que puede y debe haber en democracia está en las urnas, y frente a eso ni ud. ni nadie nos puede ningunear, porque no somos carroña esperando a alguien que se de el gran banquete.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *