EL AÑO DE LA DESPEDIDA Y DEL FUTURO ELECTORAL

Viendo en el día de ayer el debate del Estado de la Nación, creo sinceramente que nos encontramos con el debate del estado de la salud de Zapatero, salud política claro es. Muy enfermo, grave, gravísimo, despidiéndose de la familia, compañeros y amigos.
Sono a despedida, a un hombre que se ve fuera, que de manera extracorporea observa su cuerpo hablando, sin decir gran cosa desde una tribuna, saludando a derecha e izquierda, viéndose derrotado y sabiendo que nunca, nunca más va a estar en aquella situación. ¿Pero qué le preocupa? España no desde luego, todos en cierto modo le han pedido lo mismo adelanto electoral, que se saque el cuerpo del púlpito, que deje paso a la ciudadanía que haga la mayor expresión de la democracia: las elecciones, y que podamos elegir un nuevo gobierno, un nuevo rumbo, que venga a la ciudadanía esperanza, renovación, nuevas ideas y que le ganemos el tiempo al futuro para salir de la losa de esta crisis, de la que el Sr. Zapatero no ha sido quien de sacarnos, y en la que cada día nos hunde más.
El futuro se comienza a escribir hoy, ayer es el pasado, Zapatero representa ese pasado y el cuerpo electoral que representamos toda la ciudadanía supone la esperanza del futuro y la elección de quienes afronten el reto de la esperanza de una pronta salida de esta crisis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *