EL CLAMOR POPULAR

Ayer fui uno de los miles de gallegos que recorrimos las calles de Santiago pidiendo que el Gobierno gallego asuma sus responsabilidades, fui uno los miles de gallegos que pudo palpar y participar directamente de la indignación, el malestar y lo más importante a mi juicio la “no resignación” de un pueblo que ha reconocido con facilidad la incompetencia e ineficacia de un Gobierno, dirigido por dos (Touriño y Quintana), pero que funciona como si no lo dirigiera nadie. Sólo querría con estas líneas felicitarnos por no callar.
Una intervención ha resumido el sentir de una gran mayoría de los gallegos, me refiero a la de una mujer que en un alarde de valentía, pese a lo difícil de los momentos que ha vivido con la terrible pérdida de su madre y de su abuela, fue capaz de subir a una tribuna y con emoción contenida manifestar lo que es sentir de muchos votantes del bipartito: que se sienten inconsolablemente defraudados, arrepentidos, me atrevería a decir, de haber depositado su confianza democrática a través del voto en quienes tras más de un año de bi-gobierno sólo se han mostrado como revisionistas sin sentido, y quienes ante acontecimientos tan previsibles –desgraciadamente- como los incendios forestales, no fueron quienes, ni capaces, de coordinarse y coordinar a fin de evitar las terribles consecuencias de los fuegos.
Sólo veo clara una cosa: Touriño y Quintana se han quemado con los incendios, pero prefieren decir que a ellos ni siquiera les ha llegado el humo, es la consecuencia de la demagogia, y lo que es aún más preocupante, de la improvisación de los gobernantes de la Xunta. Desde ayer con más rotundidad, y con mayor compromiso debemos exigir responsabilidades y dimisiones en el gobierno gallego, ¡pero ya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *