EL FIN DE SEMANA MONCLOITA

Carreras, entradas y salidas de coches, almuerzos, cenas, no se si copas….., así es un fin de semana en la ajetreada Moncloa cuando, en contra del criterio de la mayoría de los españoles, el inquilino moncloita decide de un plumazo limpiar el modelo de Estado que conocemos de una forma oscura y extraña, sin luz ni taquígrafos, con la vieja fórmula del niño caprichoso al que se le antoja algo, y que somete a sus padres a un verdadero tormento hasta ver si se lo entregan. Nación en el preámbulo, parece que un modelo de financiación con el ánimo de no perdurar demasiado en el tiempo, una deuda histórica reconocida parece que en muchos millones, unas competencias que no se sabe más que por lo dicho por Mas que hacen del estatuto no un paso si no un salto, y mientras los de la ezquerra se enrocan, supongo que para exprimir aún más el limón presidencial.
Y mientras esto sucedía en Madrid, en Euzkadi un nuevo desafío de la ilegalizada Batasuna y sus líderes, y el gobierno, ¿qué hizo el gobierno? Pues nada, repartir el Estado, acabar con el modelo constitucional para gloria no se sabe bien de quien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *