EL PRINCIPE Y SU DEFENSA DE LA CONSTITUCION.

La verdad es que a veces sorprende agradablemente algún discurso, y lo cierto es que el pasado viernes me sorprendió muy positivamente la defensa que el Príncipe de Asturias realizó de nuestra Constitución e indirectamente de nuestro modelo de Estado. Sea por lo que sea, parece que se ha adelantado a su padre, o quizá lo haya hecho por indicación de éste, pero lo cierto es que se echaba de menos la opinión de la institución monárquica en el tema y al fin se produjo.
Nadie duda el enorme valor que han tenido las manifestaciones del heredero, y lo mejor de todo es que los nacionalistas más radicales se han sentido escocidos, algo debido de decir con sentido común. Unidad, concordia, convivencia son algunos de los valores que representan la Constitución y esos valores son puestos en entredicho por algunos. La existencia de unas normas comunes, claras, reafirmadas en el tiempo es lo que garantiza no sólo la estabilidad jurídica, sino la paz, la prosperidad y el futuro de una Nación como es España, y mientras no nos demos cuenta de que en la perdurabilidad del modelo no se juega única y exclusivamente unas determinadas formas de entender el Estado sino la existencia del mismo, no tendremos claro el sentido del futuro, en definitiva de nuestro porvenir.
Sea por lo que sea hay que dar la enhorabuena en esta ocasión al Príncipe de Asturias.
Esperemos que cunda el ejemplo en la defensa de nuestra Constitución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *