ETA, EVO Y LAS COSAS DEL GOBIERNO

Se ve que al gobierno le va la sumisión, y el decir que si a todo aún cuando le den hasta en el carné de identidad, lo malo es que no le dan personalmente, si no que lo hacen a España en general.
Leído lo leído este domingo sobre la estrategia de la organización asesina ETA lo cierto es que surgen numerosos interrogantes en el punto de inflexión en el que nos encontramos. No se atisba un cambio de discurso, ni siquiera de manera remota una aproximación a lo que quisiera el Gobierno que fuera el proceso o camino emprendido, pues en un gesto de reafirmación en sus pretensiones piden gestos a los gobiernos democráticos de Francia y España que estoy seguro los primeros ni se van a plantear, pero que el caso del nuestro genera dudas, toda vez que las negociaciones entre el PSOE y ETA vienen de bastante tiempo atrás, y surgen preguntas como si todo esto ¿será un paripé muy bien montado?
Y nuevamente aparece Evo, el líder cocalero que le llaman, que es aplaudido en loa de multitudes por la izquierda europea como si de un gran estadista se tratara, cuando lo cierto es que hace como los viejos bandoleros, sustituyendo la pistola por el decreto y la amenaza. Ahora llegó el turno al BBVA, o más bien a los pobres inversores bolivarianos, que tienen en este personaje una reedición de los peores tiempos del socialismo real, con expropiaciones por la cara y nacionalizaciones varias.
No entiendo que la izquierda europea aplauda este tipo de rumbo, en una Europa absolutamente liberalizada, que cuida celosamente la libertad de mercado como principio básico de funcionamiento, que tiene en el crecimiento de la competencia privada su buque insignia. Algo tendrá que reflexionar la izquierda europea si es que es el tipo de política intervencionista, nacionalizadora y contraria a la libertad de mercado, que el tal Morales disfraza bajo el título de “cambio de gestión”, es la que les gusta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *