FELIZ RECONQUISTA ATRAER 2015.

reconquista2015Vigo vive un momento histórico, estamos en una de esas encrucijadas que cada cierto tiempo se ponen delante, que determinarán si somos capaces de conquistar un futuro mejor para los ciudadanos o al contrario solo retrocedemos sin remedio.

Fue en el siglo XIX con motivo de la conocida como Reconquista el hecho histórico sobre el que reafirmar nuestra identidad como ciudad, y que ahora cada año retratamos a través de una representación teatral que sirve como aglutinador festivo del espíritu vigués. Pero fue en el siglo pasado, el XX, cuando fuimos capaces de realizar un avance como ninguna otra ciudad española, y nos hemos conseguido situar como la decimocuarta ciudad de España (con el hándicap de no ser capital de provincia). En los inicios del siglo XX la incorporación a la ciudad de la Villa de Bouzas supuso el salto cualitativo y cuantitativo que la ciudad necesitó para su crecimiento, discurría el año 1904. Solo habría que esperar 10 años para que se pusiese en marcha el Tranvía en la ciudad (discurría el año 1914, el año de inicio de la Gran Guerra), un verdadero hito que contribuyó a la vertebración de esta ciudad y a su unión con lo que hoy conforma el Área Metropolitana uniéndonos con Baiona, con Porriño, etc. En el año 1941 a Vigo se incorporan Teis (previamente independizado de Lavadores) y el propio Lavadores, lo que supuso el gran despegue de la ciudad y la configuración del gran Vigo. En los años 50 tenemos otro hito fundamental de nuestro crecimiento como ciudad, concretamente en 1958 se instala en los campos de la zona del actual Balaidos la factoría automovilística Citroën.

          En este año 2015 estamos nuevamente en otra encrucijada, la del futuro por ello es importante un proyecto de lo que queremos para Vigo, con reflexiones serias y actuaciones concretas y factibles, que conlleven a la transformación de la realidad que vivimos y posicionarnos nacional e internacionalmente. Vivimos un momento en que lamentarnos, compararnos con otros y aislarnos, se han convertido en leitmotiv del futuro de una ciudad, que tradicionalmente es todo lo contrario una ciudad cosmopolita, abierta, como lo es su Puerto al mundo, integradora y acogedora porque Vigo se ha construido con mucha gente que precisamente no es oriunda de la ciudad. Tenemos muchos ejes sobre los que pivotar, pero debemos recuperar alguno y cuidar otros. Me gustaría reivindicar un Vigo que ha crecido (y debe seguir haciéndolo) alrededor de la industria (automoción, naval, puerto), apoyándose en los servicios (fundamental el turismo) pero por encima de todo ello de los vigueses, los hombres y mujeres que con su esfuerzo diario han logrado hacer de esta ciudad en los diversos ámbitos lo que es actualmente.

          La Reconquista del 2015 y de los próximos años vendrá de la mano de conseguir por fin la integración de nuestro vecinos, de los miembros del Área Metropolitana en un proyecto, el vigués, que debe partir de una palabra: “generosidad”, generosidad de quien es más grande y mejor posicionado, con quien lo es menos; respeto a la idiosincrasia de nuestros convecinos para que como sucede en la actualidad con los vecinos de Bouzas o Lavadores se sientan vigueses no por imposición y si por convencimiento. Reconquistaremos el futuro si somos capaces de ver lo que nos une y las ventajas de unirnos, ser generosos y nos olvidamos de las dificultades y las comparativas absurdas con otros, sean del Norte, del Sur, del Este o del Oeste; y cuando nos demos cuenta que la Reconquista del siglo que vivimos no es la de echar a nadie si no la de atraer, a cuantos más mejor.

¡FELIZ RECONQUISTA 2015!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *