HACIA EL DESPEGUE DEL TURISMO (ABC 15 MAYO 2014)

      Mercedes, o mejor Merchi como la conocemos, es una de las empresarias de esta ciudad, trabaja además en un lugar emblemático en pleno Casco Vello allá donde los turistas fortalecen sus piernas ascendiendo desde el Puerto hacia la Puerta del Sol, mientras disfrutan del pétreo Vigo. El otro día hablaba con ella y la noté más preocupada que nunca, me alertaba de la pérdida de fuelle turístico de esta urbe. Tras la Semana Santa –que debiera atraer mayor afluencia de visitantes- su valoración es muy negativa. Termómetro el de la calle insoslayable en los problemas sociales. El turismo, que históricamente ha sido una fuente de ingresos para nuestra ciudad, pierde fuelle, y lo hace a pasos agigantados.

      Vigo tiene una gran riqueza natural, paisajística, de museos, las mejores playas, una gran potencia gastronómica, pero todo ello muy mal gestionado turísticamente. Los datos que ofrece el sector no invitan al optimismo, más bien al contrario, la ocupación hotelera no ha sido excesivamente radiante. No tenemos, de hace unos años para acá, una excesiva tradición procesional en Semana Santa y por ello debemos crear sinergias y oportunidades para captar visitantes ofreciéndoles nuestros atractivos. La economía local lo agradecería, el ambiente de ciudad también y sobre todo nuestro futuro.

     Entrar en guerra con otras poblaciones, con otras administraciones nos conduce a un aislamiento peligroso y a que el resto nos coma el terreno y se aprovechen de nuestra debilidad. Aprendamos, colaboremos, caminemos hacia el futuro, entre todos lo construiremos, aislados no llegaremos a ningún lado.

    ¿El Puerto ha perdido posicionamiento en cruceros en favor de A Coruña y Leixoes (Portugal)? Alguno dice que si, porque existe en estos puertos una estrategia conjunta ciudad-puerto y no una pelea, porque tienen una visión del turismo como fuente de ingresos de la que parece carecemos aquí, y porque todos los organismos públicos reman en una misma dirección y no en varias.

     Aprendamos, quiero que Merchi recupere su sonrisa, que mis convecinos lo hagan también, que los datos de paro mejoren y que seamos un punto de visita no de partida. Sin olvidar la industria (naval, automovilista, etc), el Puerto (pesca, mercancías, etc), el Turismo (paisajístico, cultural, de ocio, gastronómico, etc) es la gran oportunidad de este siglo XXI, no lo olvidemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *