HACIA UNOS NUEVOS PREMIOS VIGUESES DISTINGUIDOS.

          Un año más vivimos la fiesta de la Reconquista, ya hemos dejado atrás el día 28 de marzo, ha pasado la entrega de los Premios Vigueses Distinguidos y nos queda por delante la fiesta “rachada” de la expulsión gala si el tiempo (meteorológico) no lo frustra. En su espera creo que debemos hacer una seria reflexión de lo que ha pasado en esta ciudad con el único fin de buscar la mejora cara al próximo año 2017. Creo necesario hacer una afirmación: los grupos políticos que nos representan no han estado a la altura de las circunstancias que exige una conmemoración como la celebrada en el día de ayer, cada uno por un motivo: por un lado creo que es digna de afear la conducta del grupo Marea y del Partido Popular por dejar huérfana de su presencia la entrega de la Medalla de Oro de la Ciudad que este año recayó en Conxemar, y de los 6 Vigueses Distinguidos que acudieron a la cita (porque el 7º Cáritas a pesar de que el Alcalde los citó, declinaron su nombramiento por ser premiados en segundo plato, y creo que Angel Dorrego actuó con gran sentido común al hacerlo). Pero también hay que afear las presencias, es decir el gobierno municipal o casi mejor lo circunscribimos al Alcalde y la 1ª Teniente de Alcalde y Presidenta de la Diputación que supieron convertir un acto institucional de la ciudad en un sucedáneo de mitin político pre, o electoral.

CevB_TSWsAEMZtCEvidentemente los premiados: Asociación de Familias de Personas con Parálisis Cerebral, el Comesaña Sporting Club, la asociación Down Vigo, Astilleros Cardama, Menchu Lamas y la junta de personal del Área Sanitaria de Vigo, ninguna culpa tienen en todas estas actitudes políticas, por ello creo que debemos caminar hacia una nueva formulación de los premios que los prestigiemos como ciudad. Tristemente este año hemos asistido al triunfo de la ideología sobre los méritos, y se ha quebrado lo que venía siendo un consenso (no escrito negro sobre blanco) de las distintas fuerzas lo que ha puesto en una situación poco edificante tan importante distinción sobre todo para los vigueses. ¿Por qué no elaborar un Reglamento Municipal que regule los premios? “Reglamento Municipal sobre las Distinciones Vigueses Distinguidos”. En dicho reglamento se debería bajo mi punto de vista hacer una serie de previsiones:

 1) establecer un número máximo de galardonados anuales, creo que deberían establecerse categorías (a modo de ejemplo: cultura, deporte, entidades sociales y compromiso con la ciudad podría ser un esquema a seguir);

2) precisar un medio de proposición por parte de los vigueses de aspirantes a galardonados, sustrayendo de la exclusiva voluntad de las formaciones políticas y trasladando a la ciudadanía la posibilidad de elevar propuestas por currículo de méritos;

3) tener determinados unos plazos para la propuesta, reuniones y resolución (no parece de recibo que se sepan 4 días antes);

4) evitar la politización extrema para lo que propondría que el otorgamiento de los premios en sus diferentes categorías fuese por resolución del “Consello Económico e Social da Cidade” en reunión ad hoc, tomando únicamente el Pleno conocimiento del acuerdo del órgano que reúne a las fuerzas vivas de la ciudad (incluidos los grupos con representación municipal).

15318_NpAdvHover

Propongo pues una nueva fórmula de darlos y el firme compromiso por parte de todos de que no se repita un espectáculo como el de este año 2016 que pasará a la triste historia de los premios. A veces la solución no nace del pataleo de no acudir y si de hacer propuestas novedosas que contribuyan a la mejora constante y al avance de la ciudad. No ir no es la solución, parece que nada vale a nadie, todo son disputas, entre personalismos, impropios de la mayor metrópoli de Galicia. Vigo no merece este hartazgo, merece girar su cabeza hacia las maravillosas Islas Cíes, puerta de entrada a nuestra Bahía, camino del océano, y encontrar sólo: libertad, futuro, un mar tranquilo donde poder dar lo mejor de nosotros mismos. Vigo siempre mirando hacia ese Atlántico abierto, que resume muy bien la idiosincrasia del vigués: emprendedor, peleón en la ciudad fiel, leal, valerosa y siempre benéfica como reza nuestro lema como ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *