JOSE BLANCO EL NUEVO MAESE MANIQUEO

El leguleyo ataca de nuevo. Lo cierto es que esta mañana me he apresurado a acudir a una de las librerías de mi ciudad a fin de encontrar las obras completas de doctrina constitucional del Sr. Blanco, conocido comúnmente en mi tierra como Blanquiño, pero no las encontré, no se lo que habrá pasado con ellas.
Con sus declaraciones Pepiño ha confirmado su tendencia radical a la reinvención del maniqueísmo, doctrina en la cual se niega la responsabilidad humana por los males cometidos, porque cree que no son producto de la libre voluntad sino del dominio de Satanás sobre nuestra vida, en este caso para este maese maniqueo se hace necesario sustituir a Satán por cualquier líder del Partido Popular y ya tenemos la reinvención de la doctrina, todo lo malo es malo y sucede porque detrás están los populares, y todo lo bueno es bueno a pesar de que los populares estén detrás. Realmente demoníaco.
Mucho mide las palabras el sr. Blanco, medición de sus palabras en post de la mentira, la difamación y sobre todo, y no se olvide esto, la manipulación. Así es el actuar de Blanquiño, decir que Rajoy miente porque por una exigua mayoría no se ha admitido por el Tribunal Constitucional a trámite un recurso contra la forma de tramitación de la reforma del Estatuto catalán en el Congreso de los Diputados, lo cual no significa que la misma sea constitucional, ni significa que no se trate de una reforma encubierta de la Constitución, ni na de na Sr. Blanco.
Significa exclusivamente que no se admitió el recurso a trámite y jurídicamente nada más, puesto que nada se resuelve sobre el fondo del asunto. Más ocasiones tendrá además el Tribunal Constitucional de dirimir, no sobre la constitucionalidad de la forma de tramitación, no, sino sobre su contenido, su enjundia y será entonces cuando tan alto Tribunal entre a valorar el fondo de la constitucionalidad del texto. Como se dice en mi tierra “o falar non ten cancelas” (o lo que es lo mismo el hablar no tiene puertas). No mienta Sr. Blanco, conviértase, deje la dirección del nuevo maniqueísmo, y si tiene un rato deje de manipular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *