LA CARTA DE RODRIGUEZ, EL PRESIDENTE

Hace unos meses nuestro ensoñado Presidente se puso delante de una de esas cartas a los Reyes Magos que encontramos en cualquier hipermercado o gran superficie, y pensó, pensó, ¿qué puedo pedirles yo? Y concluyó que lo que más le apetecía era convertirse en las siguientes elecciones generales nuevamente en Presidente, pero esta vez entrando por la puerta grande, sin atentados, sin circunstancias excepcionales. Y siguió pensando, y se dijo, si fuese capaz de conseguir la paz, si me inventase un proceso que me aupase a una victoria electoral sin paliativos, alcanzaría mi sueño, mi deseo.
Y así fue, se puso al frente de un llamado proceso, que ahora se sabe tuvo origen incluso antes de las elecciones del 2004, y dio la espalda a las víctimas del terrorismo que tomaron las calles, dio la espalda al principal partido de la oposición rompiendo de facto con el pacto contra las libertades y el terrorismo que él mismo se había encargado de firmar, y acudió como Ulises al canto de sirena de los batasunos.
Y desde el sábado, desde el sábado se quebró el sueño, el de él, pero también el de todos, porque todos los españoles de bien deseamos la desaparición de ETA su rendición, su fin, nos diferenciamos en el método.
El Sr. Rodríguez Zapatero debe acudir al Parlamento a explicar, al pueblo soberano allí representado, todos los pasos que ha dado, y que explique cual es el presente y futuro de su política antiterrorista si es que la tiene, debe explicar sobre todo que va a pasar con una organización ilegalizada por terrorista como es Batasuna, y que planificación de la lucha contra ETA y su entorno tiene como Gobierno
.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *