LA FORMULA: TORUIÑO + QUINTANA -CONSELLEIROS= MUY DEFICIENTE

El tiempo dicen que todo lo borra, la memoria con el tiempo flaquea, pero no para todos; pero la mal llamada intelectualidad gallega, como de un resurgir forzado, ha regresado, y como decía aquel crítico de cine “segundas partes nunca fueron buenas”, y en el caso de “nunca mais” debemos decir que no sólo no es buena, si no que estamos ante una segunda parte mentirosa, manipuladora y porque no decirlo trasnochada.
Muchos gallegos ya conocíamos desde el principio los verdaderos objetivos de la plataforma, y ahora se han visto confirmados: desbancar al PPGa del gobierno gallego, y erosionar lo más posible al gobierno central del PP. Hoy día, en el 2006, ni en el gobierno central gobierna el PP, ni en el autonómico lo hace el PPGa, pero la estrategia sigue siendo la misma: intentar buscar responsabilidades en aquellos que en este momento no gobiernan, eludiendo a los verdaderos responsables de la izquierda gobernante. Pero claro, sucede que estos estómagos agradecidos, que de forma arribista actúan en la vida se han olvidado de la realidad: ahora gobiernan quienes les utilizaron, o mejor dicho a quienes sirvieron, ¿qué hacer pues? “Botar balones fuera”.
En este país se habló de tramas organizadas, se insinuó que el PPGa pudiera estar detrás de esas tramas, una ministra del Gobierno de España insultó (en algo que empieza a ser lamentable costumbre) a todos los gallegos, pero lo cierto es que los hechos no sólo lo han desdicho si no que han demostrado la gran mentira del PSOE y del BNG en tal cuestión. La propia policía ha confirmado el hecho de que los incendiarios detenidos tienen un perfil, y son en número y características similares a los de otros años. ¿Por qué nos mienten? Hoy mismo el grupo parlamentario del PSG-PSOE insistía en dicha trama cuando el gobierno al que pertenecen lo ha desmentido ya. ¿Nos merecemos los gallegos un Gobierno manipulador e insidioso?
Cual es la verdad de todo lo que ha sucedido, cuales son lo hechos que nos han acompañado durante este triste mes de agosto, resumidamente los siguientes: el número de incendios no ha sido superior en número al de otros años; la meteorología siempre ha influido en los incendios, no se puede echar la culpa la viento del nordeste para acallar la conciencia de no haber actuado diligentemente; no existe un nuevo modo de encender los fuegos, las casas se ven amenazadas cuando los medios de extinción no actúan con la debida diligencia y cuando no se ataca el fuego en su comienzo.
¿Qué ha cambiado pues esta vez? La respuesta es sencilla: ante mismo tipo de fuegos, misma meteorología, ante mismo número de fuegos, sólo ha cambiado una cosa: los gestores, los responsables en la coordinación de los medios, los propios medios, en definitiva el Gobierno gallego bipartito y sus mandos intermedios. Hemos tenido una clara improvisación, una clara falta de preparación, un Gobierno de vacaciones que no hizo los deberes en el invierno, que ha suspendido en el verano, que no supo reaccionar a tiempo ni poner los medios necesarios para obtener el aprobado y claro, ante esa falta de todo sólo una nota les califica: el “muy deficiente”. Salida: sólo una (que por otro lado les es familiar en la petición, pero no en la acción) dimisiones.
¿En donde han estado los conselleiros durante la crisis? De vacaciones, lamentablemente de vacaciones. Creo que ante la gravedad de los acontecimientos, la irresponsabilidad del Gobierno gallego, su absoluta vacación durante la crisis sólo cabe PEDIR ¡DIMISIÓNS XA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *