LA HORA DE INTERVENIR EL COMERCIO

Ahora le llegó la hora al comercio gallego, la Xunta bipartita se ha lanzado a legislar, y nos presentan la ley de horarios comerciales de Galicia, y lo hacen una vez más cubriéndose de gloria con un texto que desregula el sector, crea inseguridad jurídica y deja al arbitrio del Gobierno las decisiones a adoptar en esta materia. Intervencionismo puro y duro. A la hora de legislar no se pude pretender quedar bien con todo el mundo porque el resultado en una ley ambigua que deja en mano de la administración el poder adoptar cualquier tipo de medida en la materia, lo que supone además de un claro síntoma de intervencionismo por parte de la administración, un franco retroceso en la seguridad jurídica.El proyecto de ley no concilia adecuadamente las necesidades de los consumidores con la realidad del comercio gallego, que presenta características diferenciales no recogidas en el texto legislativo.
Es más, el propio Gobierno Central viene a reconocer ese intervencionismo, y así el Ministerio de Administraciones Públicas advierte a la Xunta que su pretendida regulación «no se ajusta a lo previsto en la normativa básica estatal», ya que, en su opinión, restringe la plena libertad horaria de la que disfrutan algunos establecimientos. Si hasta los propios socialistas reconocen el intervencionismo, ¡menuda Ley!
El PP-Ga al menos no se ha quedado en la simple crítica sino que ha formulado una treintena de enmiendas parciales, haciendo lo que hay que hacer: escuchar, escuchar la opinión de las organizaciones profesionales y sindicales con mayor presencia en el sector, a las que volverá a consultar en fechas próximas antes de atacar el proceso de tramitación parlamentaria de la norma.
Resulta increíble que a estas alturas las administraciones se emperren en imponer, en intervenir y en restringir la libertad individual sin respetar la Ley.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *