LAS 4 P: PARTIDO, POPULAR, PRONTITUD Y PARTICIPACIÓN.

partido_popular_originalSe suele decir que las comparaciones son odiosas, y así suele ser, pero muchas veces para poner un ejemplo bueno es poner sobre la mesa una metáfora que todos podemos comprender fácilmente. A veces, una simple metáfora nos despeja muchas dudas.

Se cumplen hoy 7 días de un importante batacazo electoral, muchos los análisis (no sé si demasiado profundos), pero ¿decisiones? Ninguna. En el partido a nivel local tuvimos una reunión esta semana, en la que los asistentes a la junta local (más bien asamblea pues asistieron personas ajenas a la junta) se concluyó que lo mejor para empezar a recomponer el partido es plantear un Congreso abierto de elección de la nueva dirección local del partido. Al fin y al cabo el mayor ejercicio de democracia interna en un partido, promover la participación de las bases del mismo y que sean éstas las que elijan la dirección para los retos de los próximos años. Hay mucho trabajo por delante, hay un reto que es recomponer la relación del partido con la ciudadanía. El otro día en las redes sociales señalaba dos claves que creo son fundamentales: “1.-En el PP debemos tener una doble recuperación la P de Partido hay que recomponerlo, democratizarlo y modernizarlo; adaptarse siglo XXI…Y 2.- Debemos recuperar también la P de Popular, debemos ser Populares, que no populistas, para ser nuevamente votados con cercanía y veracidad.” Pues un Congreso redundaría en todo ello, y sobre manera en la democracia interna, en el reforzamiento de la participación del afiliado. Hoy en La Voz de Galicia Noticia La Voz, pese a las previsiones del presidente Feijóo esta misma semana, parece quiere poner pegas a la pronta celebración de los diversos congresos locales y con idea de que sean pospuestos para después de las elecciones generales de este mismo año. Aquí es cuando me surge la metáfora médica que todos comprenderemos: vamos un día al dermatólogo y nos dice “uy, estos lunares no me gustan nada, podrían derivar en algo malo. Lo mejor sería extirparlos y analizarlos.” Quien se imagina que ante la existencia de un problema de este calibre que afecta a la salud de todo el cuerpo –no solo a un punto concreto- ¿esperásemos unos meses a ver si el lunar se transforma en melanoma o queda en un simple y antiestético lunar? Creo que todos colegiremos que lo mejor es pequeñas intervenciones para que aquello no vaya a más, que esperar y jugársela a que aquellos lunares se conviertan en una gran mancha maligna que nos lleve a un incierto futuro, ¿No?lunar

Trasladado al partido, opino que hacer congresos allí donde se necesita un evidente impulso tras un retroceso importante el pasado día 24 es lo más inteligente, y la que suma de estas micro operaciones redundaría en un fortalecimiento de la organización y no un debilitamiento, y que esperar y no dejar paso a la democracia puede suponer un irremediable error que acabe de minar la credibilidad y sobre todo el futuro de la organización política más importante de Europa. Y como todos sabemos (históricamente ha sido así) “torres más altas han caído”. No tengamos miedo, la refundación de un partido político debe de partir de los propios actores del mismo, es decir de sus afiliados, de sus bases, con mayor democracia, para ello confiemos en la militancia y recuperemos como decía antes las dos P (partido y popular), con otras 2: Prontitud y Participación.  Estoy convencido que el futuro lo agradecerá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *