NIÑO DEJA YA DE JODER CON LA PELOTA…Y ACORDAD DE UNA VEZ.

serratHoy, 8 de agosto sale publicada la última encuesta del CIS, en la que se supone, en un rato lo confirmaré, la política se presenta como uno de los problemas que más acucian a los españoles. La sensación de inestabilidad institucional, de cierta cojera democrática, han conducido a la sociedad civil española, vamos a todos nosotros a un claro y amargo hastío.

El 20 de diciembre pasado, aconteció lo que ya todos conocemos, una revulsión de la situación política en la que la alternancia entre PP y PSOE quedó muy tocada, y se ha dado paso a un novedoso escenario en el que la palabra pacto se ha posicionado como el número 1 de la lista. Los españoles hemos dictado que hay que pactar, y por ende que unos han de ceder y los otros también. La hegemonía social se ha de construir desde el diálogo y la predisposición a la cesión y a la conquista de nuevas ideas y valores para todos, vamos nada que no nos sea propio de nuestras propias vidas personales y actitudes individuales. Pero algo sucede, algo se huele en el ambiente que no propicia un diálogo serio, sereno con una base clara: la defensa de España y de los españoles.

grupos_trabajoEl diálogo exige varios requisitos: voluntad de dialogar es el primero (y entiendo que fundamental): sin esta voluntad no puede nunca haberlo; capacidad de cesión: sentarse a negociar implica cesión por todas las partes en la búsqueda de un punto de equilibrio que sería el lugar de encuentro de todas ellas; resistencia a la frustración: el no lograr encajar al 100% tus objetivos en una negociación forma parte de la misma por lo que no cabe desanimarse y si seguir construyendo el puente del acuerdo; adaptación al resultado: el fin de la negociación es alcanzar un acuerdo “X”, y a eso debes ceñirte y adaptarte, no cabe la rendición ni acabar sin alcanzarlo, y cuando además el fin de la negociación es tan alto como el que políticamente nos ocupa todo un País, y nuestro bienestar como ciudadanos del mismo. Seguro que hay más características, pero me gustaría centrar la cuestión en lo fundamental.

          Pero todo esto que he dicho parece haberse torcido en nuestro País: se habla de pactar, pero con la boca chica como se suele decir; se quiere provocar acuerdos, pero sin mojarse el culo (con perdón de la licencia de la pesca); se quieren acuerdos por adhesión y no por conclusión. En este país tan gustado por el fútbol el balón se quiere pasar de mano en mano como si de una bomba inestable se tratara, se intenta que le explote a un 3º antes que, a ti, y así es difícil llegar a un entendimiento. Hay que ser claros en lo que se quiere, en el objetivo, y no andar con cortoplacismos ni con dontrancredismos que no conducen más que a encallar un acuerdo que sinceramente o se busca o mejor que nos digan que no. lostresHay 3 claros personajes en el tablero de la negociación: Mariano Rajoy, Pedro Sánchez y Albert Rivera, y por parte de la ciudadanía les debemos exigir altura de miras, que tengan esa voluntad de acuerdo y no solo de postureo. ¿No podemos permitirnos unas terceras elecciones? No es cuestión de que podamos o no consentir, que por ser pueden ser, pero pienso que es que tras dos procesos tan cercanos los españoles no lo merecemos, la Democracia no lo merece y nuestra credibilidad como Estado tampoco, porque como hemos visto el 26-J hemos vuelto, con otros números, al mismo punto en el que estábamos, giramos 360º y seguimos pensando en otro giro, ¿cambiará algo? La verdad es que da la impresión que con alteración de datos la situación podría salir similar de un nuevo proceso electoral, por ello no lo merecemos y creo que ni siquiera queremos.

           Termino clamando ese acuerdo, exigiendo a los principales líderes que nos saquen de este sinsentido, pensando más en España y menos en sus personas. Y acabo ya diciendo como dice la canción de Joan Manuel Serrat:” Niño deja ya de joder con la pelota”…, y también como canta el propio Serrat recogiendo el hermoso poema del gran Machado: “caminante no hay camino, se hace camino al andar…” Pues hala a dar los pasos para el acuerdo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *