NO NOS ENGAÑEN MÁS POR FAVOR.

          Leemos con profusión estos días la preocupación que está produciendo en la clase política nacional la posibilidad de tener que votar el día de Navidad. Se están buscando soluciones legales, según la prensa, para evitar que se produzca tal acontecimiento, pero no nos hemos percatado de que lo grave no es el día en que se produzca el proceso electoral, lo grave en realidad es la situación de bloqueo institucional que se ha producido en nuestro país, y que debería llevarnos a preguntarnos ¿qué sucederá? En nuestra querida España tenemos interiorizado aquello de a la “TERCERA VA LA VENCIDA”, pero lejos de la realidad nada garantiza que sea así. Es más, y si va a la cuarta, a la quinta o a la sexta… Lo verdaderamente grave, bajo mi punto de vista es que no sean capaces 350 tíos que hemos elegido por 2 veces como representantes de los españoles, que no sean capaces de ponerse de acuerdo y negociar por el bien de esta gran Nación dejando de lado los personalismos y partidismos puros y duros que son los que están en circulación en este momento. terceravencida

          A mí personalmente no me importaría votar el día de Navidad, ni cualquier otro, porque es señal de que el sistema democrático funciona, lo que es un dislate es estar eternamente celebrando elecciones con un gobierno tantos días en funciones, e incluso un ridículo nacional e internacional. Ahora si vamos a este supuesto lo normal es que se cambien los actores políticos, que se renueve en profundidad el mapa político y nuevos actores aporten nuevas actitudes y posibilidades de acuerdos. Captura de pantalla (60)

          Lo que verdaderamente me enfada es que se intenté engañar a la ciudadanía anunciándonos reformas legislativas exprés sobre la campaña electoral. Por favor no nos engañen más, y me explico: los 4 grandes partidos anuncian que intentarán reformar urgentemente la LOREG para reducir la campaña electoral a 7 días y que las elecciones pudieran ser una semana antes, pero me temo que legalmente nada se solucionaría pues el artículo 42 apartado 2 de la citada Ley Orgánica Reguladora del Régimen Electoral General es taxativo cuando señala que las elecciones a Cortes en el supuesto de que no se adelanten por facultad del presidente del gobierno (que no es el caso) se celebrarán, utilizando la expresión imperativa “HABRÁN DE CELEBRASE EL DIA QUINCUAGESIMO CUARTO POSTERIOR”. No dice pues que podrán celebrarse, y si que habrán de, por lo que por mucho que nos mientan y quieran colar que modificando la campaña se puede cambiar la fecha, salvo mejor criterio legal no es cierto. La única posibilidad sería cambiar ese precepto, o añadir alguna salvedad para un supuesto de bloqueo como el que nos encontramos, aunque no parece lo más recomendable hacerlo con un gobierno en funciones, y con una legislatura “temporal”.

          Cabe otra posibilidad negocien, acuerden y elijan un gobierno, ah, y entre las primeras medidas acuerden modificar estas cosas por si se volviera a repetir que entra dentro de lo posible. Ah y no olvidemos que no siempre a la tercera va la vencida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *