NUESTROS SÍMBOLOS SON DE TODOS

El idioma o la bandera no son patrimonio de ninguna formación política, ni de ningún sector de la sociedad si no que son patrimonio de todos, de aquellos que lo utilizan, de los que no lo hacen, de los que estudian o simplemente lo conocen, de toda la sociedad a la cual afecta y a la que no, es patrimonio común parte de nuestro acervo. Por ello es preocupante lo que parece, si nadie lo evita, va a suceder en Getxo porque se elimina la esencia misma de una lengua, el derecho de conocerla y por ende utilizarla para convertirla en arma de significación política, de exclusión social y de establecer barreras interculturales.Lo realmente maquiavélico de todo esto es que los símbolos culturales de una determinada autonomía del país, da igual el País Vasco, Cataluña o Galicia, se conviertan en elementos identificativos de unos pocos y no elemento aglutinador de un pueblo, que sean utilizados sectariamente por el nacionalismo, y que los que no somos nacionalistas parezca no los podemos utilizar, o no formen parte de nuestra identidad. Contra eso precisamente es contra lo que las formaciones no nacionalistas y los que no lo somos debemos luchar a fin de que por la sociedad se perciba sin equívocos que la bandera, el himno o la lengua no son patrimonio de unos pocos si no de todos, por lo que no son necesarias chapas, ni nada por el estilo, porque todos en nuestro corazón queremos y guardamos la esencia cultural de la tierra donde nacimos o donde vivimos, sin patrimonializar ni secuestrar sus símbolos. Así nuestra constitución en su artículo 3 reconoce la riqueza de las distintas modalidades lingüísticas de España como un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección. Es por ello que debemos gritar todos juntos, y bien fuerte que: Nuestros símbolos son de todos.
posted by JORGE CONDE GIL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *