¿oPORTOnuidad perdida en CABRAL (VIGO)?

porto-cabralVigo vive un momento complicado. Estamos considerados como una ciudad “dura” en la que los inversores no se sienten cómodos, por las diversas trabas que los propios vigueses imponemos, en no pocas ocasiones, a que foráneos traigan dinero privado para invertir. Ha existido y existe en esta ciudad, en Galicia también, una facción negativa, contraria a los intereses generales que abanderan un NO enorme. Además siempre los dejamos solos, ladran (figuradamente) solos e intentan poner el palo en la rueda de acciones de progreso, que además en algunos casos, como el que referiré después no tienen costo para el ciudadano por tratarse de inversión de capital privado. Esos comandos del no coinciden con la izquierda de este país, ¿casualidad? Creo que no, esconden además, en intereses ecológicos, lo que realmente son intereses pura y exclusivamente políticos y electorales.

¡Basta ya! Ni la autopista supuso una “navallada a Galicia (Galiza para los nacionalistas) sino un elemento vertebrador para la Comunidad, ni el Puente de Rande supuso el filo de la navaja y eso que tuvo numerosos actos de sabotaje (sino más bien un elemento identificador de la Ría), ni la Ría de Vigo se ha vendido a nadie como pretendía alguna plataforma. Ahora le ha tocado al monte en Cabral. Bajo el bucólico título de “Cabral non se vende” o “SOS Cabral”, una serie de políticos de la ciudad, algunos contradiciéndose con lo que ellos mismos votaron en su día, se oponen a una inversión privada de más de 500 millones de euros, con una previsión de puestos de trabajo de más de 3.000, que en una ciudad azotada por el desempleo como es Vigo con casi 35.000 parados, no deja de parecerme un insulto a la inteligencia, al futuro y desarrollo de esta ciudad. Por cierto esos mismos que se oponen con el único interés electoral y político, son los que después salen a las calles reclamando a las administraciones empleo, cuando ellos BOICOTEAN las inversiones privadas para generar puestos de trabajo. Se esconden detrás de un falso ecologismo que no respaldaría ni el Die Grüne alemán, auténtico partido verde, que desde luego no se opuso al desarrollo de Alemania.

No parece responsable en una época de crisis como la que vivimos boicotear este proyecto. Se podría plantear ¿por qué no hacerlo en otro sitio del Área Metropolitana? Lo tengo claro porque el Área (boicoteada por Caballero) no está en real funcionamiento, y porque como vigués existiendo un compromiso por parte de Eurofound de contratar gente de Cabral y de Vigo, creo debemos preservar esta posibilidad y luchar por ella.

Ahora ¿qué va a suceder? No se sabe exactamente porque una empresa a la que ponen una alfombra de espinas, igual le conviene más irse a un sitio que se la ponga de color rojo. Si la ponen aquí al lado el comercio tan preocupado puede verse afectado igual (si fuese cierta su teoría que yo no comparto), y aun por encima los habitantes de esa zona verán reducido significativamente su cifra de desempleo. Eso sí, nosotros tendremos un monte muy bonito para que vayan a pasear nuestros parados, aunque entre aceras y monte en fin disfrutarán mucho de sus graves problemas personales y familiares.

Espero personalmente, que el Ayuntamiento lidere a partir de ahora el tema, que el alcalde se ponga al frente, mi partido lo apoye abiertamente, (con el BNG no se cuenta a pesar de haber votado a favor del PXOM en su día), y que se ejecute lo previsto en el PXOM, de la forma prevista en la Ley, y que al final Porto Cabral llegue a buen puerto, no quedando en una oportunidad perdida de la que nos arrepintamos dentro de unos años, cuando veamos que Vigo mengua y los vigueses emigramos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *