¿PODEMOS EMPEZAR POR EL TEJADO? MEJOR POR LOS CIMIENTOS

círculosAl margen de cualquier consideración sobre el partido político “Podemos” (que ahora ya  lo son UN PARTIDO), ya no son un grupeto pseudo-anárquico, organizado en círculos más o menos concéntricos, que se tocan por algún lado, o no. Estamos ante una formación política nueva, un partido político, con su estructura orgánica, parece que con la figura de un Secretario General, con una carga ideológica, y que por tanto tras aparecer en la escena política con sus 5 eurodiputados han decidido en su terminología “encastarse”. Lo hacen además de una manera curiosa, porque predican una cosa pero practican otra, y lo hacen además despreciando la administración más cercana al ciudadano el municipio para comenzar la casa por el tejado, quieren, aspiran a como se dice vulgarmente “tocar moqueta”, pero la de Madrid, la del Estado, despreciando de esta forma la participación política desde los cimientos políticos, desde la administración local, para centrarse ¿POR PURO OPORTUNISMO Y MIEDO?, en el Congreso de los Diputados. La imagen que dan es esa la del oportunismo de lograr un buen resultado frente a la izquierda a nivel nacional, y el miedo de ver diluido su proyecto en derrotas más o menos sonoras ante las elecciones municipales, aunque visto su discurso y sus cambios de opinión al final a saber lo que harán.

Sinceramente creo que esta actitud de la novedosa organización política denostando el poder local es un craso error. En mí ciudad dice el Cïrculo de Podemos que las “municipales las ven secundarias”, ven prioritario el tejado que los cimientos, lo relativamente fácil para ellos que es una propuesta a nivel global, que entrar en el detalle de ocuparse de lo más cercano al ciudadano que es el propio municipio.

La política municipal, denostada por algunos es quizá la más importante, la clave de bóveda de todo el sistema democrático por la cercanía al ciudadano, porque es más sencillo tener que rendir cuentas y hacerlo, y porque además las actuaciones que realices tienen una visibilidad mayor en el día a día. Para mí además, creo que es un orgullo ser concejal de tu ciudad o pueblo, de tu municipio en definitiva, y participar en la transformación de la realidad cotidiana. Veo en ello comenzar la construcción por los cimientos, porque con unos buenos cimientos podemos lograr una gran construcción, sin cimientos con solo tejado conseguiremos que todo se lo lleve la primera ventolera que se asome por el horizonte. Desde la política local debemos ilusionar a la ciudadanía, con un proyecto ciudadano realista, sincero, posible y de hacer más que poder. Poder se pueden muchas cosas, lo difícil es hacerlas, porque como se suele decir “obras son amores y no buenas razones”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *