PRESTIGE: SENTENCIADO Y ABSUELTO

LIMPIEZA MAREA NEGRA/PRESTIGETanto ruido para ninguna nuez. Recuerdo bien aquella época. Conocí a alguien que luego ha resultado definitivo en arruinarnos: Jose Luis Rodríguez Zapatero. Lo conocí en una reunión con el sector pesquero en el hotel NH de Vigo, iba acompañado de su lugarteniente José Blanco. Una persona nos separaba a Zp y a mí. Quisieron hacer utilización política del desgraciado accidente, y vaya si en cierto modo lo lograron. Recuerdo aquella reunión del mes de noviembre de 2002 como si fuera hoy, también recuerdo el pensamiento que me embargó le comenté a mis compañeros “es un encantador de serpientes” así fue. También recuerdo lo que pensé de D. José Blanco, me recordó a “Rasputín”, conspiratorio y por detrás, sin la afabilidad y buen trato de Zapatero.

     Fueron momentos difíciles para la industria pesquera, para el medioambiente, para Galicia, para España, que fue utilizado políticamente y que supuso un acoso al gobierno central (al que se responsabilizaba), al autonómico, y a las sedes del Partido Popular que fueron cercadas por enfurecidas masas manipuladas por la izquierda de este país, a las que utilizaron no nos engañemos, no porque les importase el medio ambiente, sino porque buscaban rédito político.         

     Ahora 11 años después la justicia (que es quien debe hablar en estos casos) ha hablado y ha sentenciado que no existe responsabilidad penal de ningún tipo, pese a lo que mantuvieron algunos. El tiempo ha pasado Galicia se ha recuperado, hemos mejorado, y la herida ha cicatrizado. ¿Qué sacamos en positivo de todo aquello? Solo una cosa la solidaridad, los miles de anónimos ciudadanos vestidos con mono blanco, guantes y mascarillas que desinteresadamente (como sucede siempre en Galicia y en el resto de España) trabajaron por lo suyo, porque esta tierra al final es de todos.

     Personalmente conocí, como decía al principio a quien 2 años después llegó a Presidente y desgraciadamente se convirtió, negando el chapapote de la crisis, en el irresponsable que nos colocó en una situación muy, muy complicada. Como dije antes un encantador de serpientes, encantado de conocerse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *