QUE BUENOS VASALLOS SERÍAN (Artículo ABC 30/7/13)

     22 de mayo de 2011: el PSOE pierde las elecciones,el PP queda a las puertas de una mayoría absoluta y el BNG se descalabra, baja de 5 a 3 concejales, pero continúa siendo llave en la gobernabilidad de la ciudad. Tras someterse a la decisión de las bases de la organización frentista deciden —las bases— no entrar en el gobierno, pero Domínguez y sus acompañantes acostumbrados al poder tienen en mente otra cosa. Como se suele decir, hecha la Ley, hecha la trampa, y por ello pese a que han decidido no entrar en el gobierno de derecho, se les ocurre hacerlo de hecho. ¿En qué consiste? En apoyar la investidura de Caballero, en apoyar los diferentes presupuestos, y en dejar que campe a sus anchas por la Plaza del Rey y la ciudad como de si su reyezuelo se tratase. Que fácil resulta decir blanco pero hacer negro. Que sencillo parece criticar la política de aceras y aprobar durante 2+4 años unos presupuestos que se basan en decisiones sobre las «humanizaciones» y que no ejecutan políticas con retorno para la ciudad y de futuro en lo económico, social y de crecimiento. Eso hace el BNG que, subido al burro, se ha convertido en su zanahoria y a la vez en el palo. ¿Esquizofrenia política? Algo sí.

    Ahora se dedican a la propaganda bajo el título «2 años perdidos», pero ¿quién es el culpable de esa pérdida? Fácil: el mismo que lo denuncia. Estar en misa y repicando dicen que es difícil, se ve que si eres delBloque —no sé si por influencia del laicismo— lo puedes lograr, puedes sorber y soplar al mismo tiempo, porque puedes apoyar al alcalde de tu ciudad, ser quien lo entroniza y mantiene y a la vez ser quien lo critica, lo cual demuestra que es posible, pero lo que no es bajo ningún prisma es coherente.

     La ciudadanía quiere coherencia en la política, quiere colaboración y busca lealtad entre las Instituciones. Especialmente deberían reflexionar los militantes frentistas que dan un mandato a sus cargos institucionales, y éstos hacen lo que les viene en gana o mejor dicho lo que más les interesa personalmente. ¿Por qué digo esto último? Porque me resulta curioso que el BNG con 3 concejales tenga 2 dedicaciones exclusivas de más de 52.000 euros por cabeza, y una parcial. Además con 3 concejales tienen 2 auxiliares para el grupo (20.000 € anuales cada uno) y 2 asesores (28.000 € por cabeza). Quiere ello decir que para 3 concejales tiene 4 personas de apoyo, mientras por ejemplo el PP para 13 concejales 4 también. Así, igual empiezan a entenderse algunas cosas. ¿Cómo lo denominan los anglosajones? El «establishment» gusta mucho a los defensores del marxismo también.

     Se ve por lo visto que es fácil reprochar, pero mantener en el poder al que criticas, repartir propaganda en contra del criticado y, seguro, pretender que no les pase factura. Claro que la factura va al bolsillo de 7 afiliados. La ciudadanía le pasará cuenta, estoy convencido. Se la pasó en 2011 cuando bajaron de 5 concejales a 3 y parece seguirá por esa línea. Al final se han convertido en concejales de quita y pon, que son manejados por el personaje de Carlo Colloti «Pinocho –Caballero» a su antojo, en su caso es una marioneta la que maneja a otras marionetas.

     ¿Disimulan? Intentan hacerlo pero en julio de 2013 podemos afirmar que tras 4 años de gobierno directo y 2 de gobierno indirecto o de hecho, la señora Veloso y señores Domínguez y Alonso ya no engañan a nadie. Son los auténticos siervos de Caballero, y como reza el Poema del Mío Cid: ¡qué buen vasallo sería si tuviera un buen señor!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *