SANIDAD EN VIGO DE DIEZ. GRANDES PROFESIONALES.

xeral_torreLa sanidad últimamente parece encontrarse en jaque, cuestionado en la ciudad. No es bueno que esté todos los días en los medios de comunicación, con querellas, denuncias, manifestaciones, etc. La semana pasada tuve contacto directo con la sanidad pública, con un familiar ingresado, y he de decir que la atención, humanidad, pruebas, etc un diez, la nota máxima. Ahora bien, las instalaciones dejan mucho que desear, pero mucho. El pasado lunes sobre las 14 horas acudimos al servicio de urgencias en el Hospital Xeral, pasamos inmediatamente la “triaxe” Manchester, en la que se califica por colores a los pacientes según gravedad. En menos de una hora estábamos con las primeras pruebas en unas deficientes instalaciones: en 3 horas el resultado de un análisis de sangre, en un plazo máximo de 6 horas la realización de un TAC, todo muy bien explicado por parte de una sonriente enfermera. “Soy Begoña su enfermera, y estoy aquí para cualquier cosa que precisen” (un 10). No éramos los únicos evidentemente, y en un cubículo o sala de unos 20 m2 había literalmente aparcados 8 pacientes en 8 sillas de ruedas, al margen de los acompañantes que estábamos con ellos. Allí pasamos las horas hasta que realizado el TAC a eso de las 20 horas nos trasladaron a un box donde realizar pruebas complementarias, y de ahí a las 21:30 la doctora decide el ingreso de mi familiar a planta para realizar otras pruebas y dar un diagnóstico. Por intimidad, dignidad, e incluso por razones higiénico sanitarias debería existir un espacio más amplio calificado, que supongo, espero y deseo que en el Nuevo Hospital pase a la historia.

xeralEsa misma noche del lunes traslado a la planta 9 del Hospital Xeral, nuevamente un servicio de médicos, enfermeras y auxiliares de 10 sobre 10. ¿Instalaciones? Mucho que desear; ¿organización ingresos? Quizá mejorable. ¿Por qué lo digo? La planta 9 es la de pacientes oncológicos, en muchos casos gravísimos que necesitan de una intimidad, de un silencio, de un apoyo de sus familiares que al compartir planta con pacientes en otra situación clínica más favorable causa claros desajustes. De hecho por la habitación de mi familiar pasaron 2 mujeres, desahuciadas clínicamente que causan, quieras o no, un desasosiego a quien comparte horas de cama con ellas. Cinco días que se hacen eternos, que te mantienen tenso porque a pesar de descartarse la gravedad, siempre pende la preocupación de las pruebas médicas que te realizan, y que te llevan a hablar con unos y con otros, a conocer la realidad de la situación vista por los ojos de los profesionales de una y otra ideología política y que solamente tienen en su mente al enfermo que delante de ellos se encuentra sin apasionamientos. Oí comentarios, escuché críticas, leí panfletos, compartí opiniones y aprendes mucho.

          Que unas nuevas instalaciones son necesarias nadie lo duda, que esas instalaciones deben estar a la vanguardia tampoco, pero creo que deben seguirse criterios en los que primen las opiniones profesionales sobre las políticas y donde se cambien las cuestiones políticas por las puramente asistenciales, donde por el lado de la administración pero también de los sindicatos se sitúe al ciudadano en el centro de la actuación y se piense exclusivamente con criterios sanitarios y científicos, y ni políticos ni corporativistas. La administración debe dar las explicaciones que la sociedad demande, no puede primar el “porque lo digo yo, y punto”, se debe explicar porque queremos saber, porque los ciudadanos somos los dueños de los hospitales, de las carreteras, etc, porque se pagan con nuestros impuestos. Siendo una gran obra el Nuevo Hospital Público Metropolitano de Vigo, contando con los mejores profesionales sin duda alguna, debemos dotarlo de los mejores medios tecnológicos, hacerlo más amable y humano. Se podrá discutir si el aparcamiento cuesta a ó b, si es necesaria una cafetería o dos, pero no podemos discutir unos mejores medios para que los grandes profesionales realicen su trabajo.

          Contamos con grandísimos profesionales, a la vanguardia en muchos casos de Europa a las noticias debemos acudir en los últimos días a los diarios, que merecen más medios, ser escuchados en sus reivindicaciones y dentro de lo normal atendidos. Creo que la sanidad es de esos temas en que debe existir el máximo consenso, la máxima unidad y el criterio de mejora constante, después de todo nos va la vida en ello. Los políticos también deben estarlo (a la altura) y si no son capaces irse para sus casas bien por propia dimisión, o por cese de sus jefes.

PD.- Esta mañana han llamado la enfermera de planta y el médico para preguntar al paciente que tal había pasado el fin de semana ya que le habían dado el alta el viernes. Lo dicho unos profesionales de 10.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *