SE IMPUSO LA REALIDAD, EL PROCESO SE FUE ¿O NO?

La realidad siempre acaba imponiéndose en esta vida. Da igual crearnos fantasías, vivir como Alicia en el País de las Maravillas, da igual creernos con una misión divina cuasi mesiánica, porque al final los hechos, algunas veces tristes, lamentables o indeseables, nos devuelven a la triste realidad.
Algo así imagino se le habrá pasado por la cabeza al Sr. Rodríguez Zapatero, cuando esta mañana ha levantado su teléfono y le han comunicado que los asesinos lo han intentado de nuevo, que los asesinos se han pasado por el forro de sus caprichos el mal llamado proceso, y que no sólo han intentado asesinar (que les es lo propio) si no que han intentado la víspera de fin de año sembrar el caos en Madrid y colateralmente en el resto del País.
Llevamos meses diciendo que el proceso no era tal proceso, que lo único admisible era que los etarro-batasunos condenaran la violencia, pidieran perdón a las víctimas, entregaran las armas, se rindieran sometiéndose a la acción de la justicia, pero de eso nada de nada, sólo en la mente de un Presidente ensimismado y pasmado por el proceso se podía tener tanta “fe” aunque claro, si por fe entendemos la acepción católica de creer en lo que no se ve, sólo en ese caso igual no iba desencaminado el Presidente, pues ni vemos gestos, ni hechos, ni procesos, ni paz ni nada. La inmensa mayoría de los demócratas con ETA hace tiempo perdimos la fe, y sólo creemos en una política firme con la ley y el Estado de Derecho como armas, y con el arrinconamiento en todos los frentes de aquellos que no condenan la violencia, si no que se convierten en el brazo inspirador e ideológico de los asesinos.
¿Ahora qué, Sr. Zapatero? Han atentado de nuevo, han roto expresamente el “proceso”, y a Ud. sólo le quedan dos vías: bajarse los pantalones definitivamente como se dice castizamente, o retornar al “proceso”, al proceso del Pacto Antiterrorista, a la Ley de Partidos y por ende al consenso con el Partido Popular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *