SRAS. SEÑORIAS NO SE ESCANDALICEN TANTO

Desde luego el nivel intelectual y dialéctico en nuestro Congreso de los Diputados cada vez es más extraño. Seguía en directo a través de Internet la sesión de control al gobierno cuando observo la estampida femenina y de algún hombre de los escaños de la izquierda española. Absolutamente ridículo, absurdo y fuera de contexto tal actitud, o es que acaso el portavoz parlamentario de una fuerza política no puede expresarse libremente en el Parlamento español, ¿acaso mintió el Sr. Zaplana? ¿Acaso en su periplo africano no se disfrazó la Sra. De la Vega?.
Sras. Señorias no se hagan las ofendidas por palabras que a nadie tienen que ofender, admitan la dialéctica parlamentaria y olviden ese rancio orgullo que no tiene más finalidad que la de la fotografía y el minuto televisivo. A la mujer no se la defiende de ese modo, ni con leyes paritarias ni con paridas varias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *