SUAREZ SE APAGA: GRACIAS POR TODO.

SUAREZ SOLOAhora que se apaga la figura del primer Presidente de la Democracia después del franquismo, y participando junto con el pueblo español en lo que han sido los últimos 39 años de historia de este país, con sus dificultades y con sus alegrías, con sus luces y sus sombras –como todo ser humano- la altura personal de sacrificar su propia persona por el bien de todos, sin pensamientos individualistas sino colectivos. Son muchas las fotografías que quedan para la historia, muchos los momentos -por edad no pude votarlo-, recuerdo muchas imágenes, un llavero en mi casa de la UCD, muchos documentales de un periodo de nuestra más reciente historia que personalmente me apasiona y que he seguido con mucho interés. Me gustaría brevemente destacar 6 fotos grabada en la retina:

-la primera que me gustaría destacar: cuando se aprueba la Ley de Reforma Política, como se deja caer sobre el sillón en el Congreso cierra los ojos y expira aliviado, por haber sacado adelante una norma que resultó fundamental en nuestro devenir posterior ya que permitió articular la Transición.

-la segunda: la del consenso, haber conseguido sentar entorno a una mesa a diversas sensibilidades desde la derecha a la izquierda para sacar adelante en 1978 lo que constituye nuestra Carta Magna o Constitución, otro elemento imprescindible en la construcción de este periodo de paz y prosperidad en estos años.

-la tercera: una foto que recuerdo de Adolfo Suárez solo en su escaño, que no deja de ser reflejo de la soledad de un político denostado en su época que vivió la soledad de aquellos que tienen una gran misión que suele conllevar una gran incomprensión.

-la cuarta: la dignidad que demostró haciéndose a un lado, dimitiendo de su cargo de Presidente de Gobierno, que podría haber evitado y que demostró la altura de miras de hacerse a un lado por el bien de su País y por llevar a buen puerto la Transición (como afortunadamente así fue).

-la quinta: por desgracia se produjo, es indudablemente la del 23 F, con un golpista intentado que España descarrilase del camino en el que nos había situado la voluntad de los españoles dirigidos por este gran hombre que es, ha sido y será (en los libros de historia y en nuestra memoria) Adolfo Suárez.

-la última que destaco: es la del rey poniendo su mano por encima del hombro de un hombre al que la enfermedad le había borrado la memoria, pero que su memoria reside en la memoria de España para siempre.

 Al margen de estas fotografías, a las que habría que unir muchísimas otras, destacar su espíritu de consenso y coherencia, su manera de entender la política desde su posición centrista aunando a un país, su puedo prometer y prometo, sus discursos televisivos a la Nación devolviendo la necesidad de que la ciudadanía conozca la opinión de su Presidente directamente, a través de un medio como el televisivo que creo que en aquella época sirvieron mucho a la causa. Cosas algunas, o muchas que deberíamos recuperar.

    Se ha puesto límite a su vida terrenal, pero Suárez va a pasar con letras de oro a los libros de historia y a las hemerotecas, videotecas y fonotecas en las que vivirá para siempre. Debemos recuperar, bajo mi punto de vista, la virtud de buscar consensos, de pensar en todos antes que en uno y devolver la dignidad a la política que últimamente parece se está perdiendo. Una última frase para terminar: “muchas gracias Adolfo Suárez por todo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *