TIC, TAC, TIC, TAC… PERO EL RELOJ SE PARÓ.

Pablo_Iglesias¿Lo nuevo? ¿De veras lo creemos? Desde aquel día en que Iglesias dijo aquello del “Tic, tac…”, que suena a triste amenaza, hasta el día de ayer no ha pasado tanto tiempo. Cuando en Valencia pronunció esa frase, quizá absorbido por su propio ego pensaba que los españoles nos íbamos a rendir a sus pies y que en el día de ayer, constitución de las Cortes Generales en la XI Legislatura, no iban a ser solo 42+9+6+12, y si casi 350, pero los deseos no se correspondieron con la realidad, porque los votantes libremente hemos optado por no convertir en realidad sus sueños, porque éstos eso son.            La democracia en España, afortunadamente no nació en el día de ayer porque implicaría reconocer que hemos vivido en una dictadura, llevamos más de 40 años viviendo esta democracia desde Adolfo Suárez hasta Mariano Rajoy, nos gustarán más o menos los gobernantes, las medidas que cada uno aplica, pero debemos recordar que Adolfo Suárez (no cito a Leopoldo Calvo Sotelo por no haberse sometido a las urnas), Felipe González, Jose Mª Aznar, Jose Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy fueron elegidos en las urnas presidentes con más o menos diputados, y eso en esencia es democracia. Adolfo Suárez nos llevó de la dictadura a la democracia, de la Ley a la Constitución por la Ley, Felipe González de la clandestinidad a la Moncloa aparte de modernizar este País y ponernos en Europa, Aznar (con sus luces y sus sombras como todos) nos metió en la Europa del euro para la que no cumplíamos los requisitos, Zapatero pese a dejarnos un país en crisis también tuvo algunas cosas buenas, así también Rajoy.

conciliacion_real_ya2Y ayer comenzó la continuidad de esa democracia nacida hace tantos años, entre mofa y befa, entre puños trasnochados, juramentos extraños, soflamas que sonaban más al comienzo de una campaña electoral que al trabajo por el pueblo español. Anuncios, palabras, gestos e imágenes y una burla. Ayer veía el telediario y una madre de dos hijos mientras veía a Su Señoría Bescansa pronunció una palabra BURLA. Tiene razón, es una burla, algo por cierto que también dijo Carmen Chacón, porque la conciliación no consiste en llevar a un niño a una pesada sesión parlamentaria (como por cierto han hecho también en Venezuela), y si en tener la oportunidad de que el niño esté perfectamente cuidado mientras la madre o el padre trabajan, y que cuando finalice el trabajo puedan estar juntos en el ambiente del niño no al revés. Por cierto, es una burla porque le está restregando en la cara a los españoles que ella es una “PRIVILEGIADA”, que ya “es casta”, que cuenta con los privilegios que tanto denostaban (a los que no renuncian, por cierto) entre los que se encuentra disponer de una guardería en la que dejar subvencionadamente a tu hijo, pagado por todos los españoles para que S.Sª. pueda realizar su importante misión legislativa sin tener que poner el carrito, y al niño, en el medio de la Cámara. Circunstancia que la mayoría de los ciudadanos no pueden hacer, porque la mayoría ni pueden llevar a sus hijos al trabajo, ni tienen guardería en el propio centro de trabajo, ni por supuesto pueden acceder con salarios tan elevados a una subvención pública. Pero los gestos, la foto, la demagogia todo lo soporta Carolina. Por cierto, que conciliar lo es no solo respecto de los niños, ¿qué pasa con aquellos que cuidan de sus padres mayores, o de dependientes? ¿Qué se hubiese dicho si un diputado hubiese llevado a su abuelito en una silla de ruedas y sentado a su lado en el escaño? ¿Se opinaría lo mismo? Al menos sería mayor de edad, y no un indefenso niño de 6 meses.

          Pero los del tic, tac aún tienen mucho que demostrar, de momento el reloj se paró porque no alcanzaron los resultados que ellos mismos esperaban. Son los máximos exponentes del maniqueísmo: los “podemitas” son los buenos y demócratas, el resto los malos. El tiempo los pondrá en su sitio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *