TOURIÑO O ZAPATOURI


Lo del Sr. Touriño es cosa aparte. Lo digo por esa notable imitación que hace de su jefe de filas Rodríguez Zapatero: su hablar pausado, el peinado, la posición de las manos mientras nos duerme, vamos que están cortados por el mismo sastre. También imita al Sr. Zapatero en dos hechos: el primero en entregar parte del gobierno a los nacionalistas convirtiéndose en un gobierno siamés o bicéfalo (el Sr. Zapatero mediante el sistema de hacer todo lo que le viene en gana a los nacionalistas catalanes), y el segundo en lanzar globos sonda a la opinión pública para ver como reacciona y observar si es conveniente la iniciativa o no.
La última la hemos visto con el tema de la retribución de nuestros diputados autonómicos en la que el grupo parlamentario que el dirige, el partido del que es Secretario Xeral, el PSG-PSOE presenta la iniciativa de subida del sueldo; son ellos los que la hacen, la consensúan después con el resto de fuerzas políticas, y cuando milagrosamente todos están de acuerdo, el Sr. Touriño sube la ceja y dice: no comparto el sistema retributivo de los diputados. Pero ¿este señor tiene capacidad para dirigir los destinos de Galicia, cuando ni siquiera es capaz de dirigir las iniciativas de su partido el PSG-PSOE? No me entra en la cabeza el actuar de los socialistas gallegos, parece que actúen por el sistema del chiringuito, si el primer chiringuito el gobierno o la parte que les corresponde, y el segundo su grupo parlamentario.
La utilización maquiavélica está ahí: un Presidente que sigue siendo Secretario Xeral del PSG-PSOE, que es quien lanza la propuesta, para luego como Presidente de la Xunta criticarla. Algo no encaja pero tiene tres alternativas: dejar de ser Secretario Xeral y así mantenerse al margen de las decisiones de su partido, dejar de ser Presidente de la Xunta y así dedicarse a su partido, o una tercera, que toda vez que de las anteriores no caerá la breva, será las más aconsejable por el bien de Galicia y el mantenimiento de la imagen de seriedad de sus Instituciones, que sería el que el Sr. Toruiño no hiciese más el ridículo. Y por último si no está de acuerdo con lo del sistema retributivo ya sabe riña a los suyos, y pinche el globo sonda, y con todos los respetos dejen de marear a los gallegos con sus iniciativas chorras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *