VIGO NO SE CONSTRUYE A BASE DE OCURRENCIAS, SI DE PROYECTO.

Vigo se ha convertido por obra y gracia de Caballero en una ciudad pacata, corta de miras, que está pensando en el año 2019 como otrora se hiciera en el 2011 o en el 2015, pero para nada se está viendo en un futuro de mi querida urbe a 50 años vista.

Los transportes dentro de la ciudad son un tema vital, la comunicación vertical en una ciudad con una orografía complicada es importante, pero, ello no es óbice para que se transforme de forma poco planificada o, haciéndolo sosegadamente y, sobre todo con los ojos tendidos en el futuro de más generaciones que la nuestra. Cuando se habla de cantidad y no de calidad, lo importante para algunos es sacar 17 o, como incluso dice nuestro alcalde 20 concejales; cuando se habla de calidad y no de cantidad se habla de proyecto de futuro, del objetivo que se busca como ciudad y de lo que queremos a 50 años vista.

Estos días es objetivamente constatable que hay un proyecto para convertir unos 800 metros de una de las vías emblemáticas de la ciudad la Gran Vía en una terminal aeroportuaria al aire libre. Una cinta transportadora pretende trasladar ciudadanos de la parte baja en Urzaiz a la Plaza de España, por el bulevar central como si de una cadena de montaje se tratara o, esas cajas de supermercado en las que depositamos nuestra compra. Así las cosas, no es un proyecto consensuado -como no es casi nada de las obras de Caballero-; no es un proyecto a 50 años vista y si a 12 meses; y no es un proyecto -a mi juicio- que transforme la ciudad. Nueve millones de euros o lo que eran unos mil quinientos millones de las antiguas pesetas. ¿Para cuánto tiempo? Ni se sabe.

Es bueno tener memoria, Vigo ha cometido muchos errores históricos -no tan lejanos- como fue el famoso Scalextrik o el proyecto Abrir Vigo al Mar (auténtico eufemismo de ciudad), es bueno recordar que hace no tanto tiempo el Sr. Caballero adquirió para Vigo un bus eléctrico que costó a los vigueses medio millón de euros y, que hoy día ¿dónde se encuentra? ¿Por qué no usarlo en servicios gratuitos de Gran Vía arriba/abajo?

Puestos a hacer ciudad creo que debemos ser ambiciosos, poniendo encima de la mesa, presentando a la ciudadanía viguesa, proyectos que marquen el nuevo Vigo, que no es el Vigo de un “dinoseto”, de un “pezeseto”, o de una cinta transportadora; es el Vigo que articule los distintos puntos extremos de la ciudad en uno, que acerque por ejemplo el Campus universitario al centro urbano (ello redundará en un mayor crecimiento económico y demográfico, potenciará la universidad haciéndonos referentes nacionales) y de ahí al aeropuerto; que una la zona de ocio que representa las playas con el centro urbano; que vertebre en definitiva con un medio de transporte planificado, limpio y de futuro esta ciudad. Ello con altura de miras y no es nada novedoso en otras ciudades sería el metro. Para salvar la cota de la Gran Vía ¿por qué no hacer una línea que usando el proyecto de salida sur del AVE bajo la calle Vázquez Varela conecte la parte baja de Gran Vía en su cruce con Urzaiz con la Plaza de España? Aprovechando que se prometió la reforma de la Avenida de Madrid ¿por qué no continuar esa línea vía Bembrive hacia el eje Meixoeiro -Universidad. ¿Qué cuesta mucho dinero? Habrá que hacer un estudio y empezar por ahorrar y buscar la complicidad de otras administraciones. El camino se hace dando el primer paso, no con distracciones como lo “decidido” para la Gran Vïa.

Abel Caballero en su visión megalómana de la ciudad, en su identificación de su persona con el propio Vigo, parece querer convertirse en una especie de moderno Atila sin su caballo Othar, prefiere ir a lomos de Dinoseto; o en un Nerón que en lugar de usar fuego para recrear sus fantasías continúe enlosetando Vigo en busca del voto perdido y el árbol caído. Pero la oposición no está mejor y faltos de ideas alternativas, se aferran a pedir el comodín de la Xunta de Galicia, que parece el salvavidas de su inacción política.

¿Quién piensa en los ciudadanos vigueses de las próximas generaciones? En la actualidad falta lo más importante un proyecto de ciudad de futuro no de presente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *