ZAPATERO CONTRA LOS DERECHOS INDIVIDUALES

Estamos atravesando un momento de trascendental importancia en lo que respecta al uso, respeto y porque no decirlo pervivencia de muchas de las libertades garantizadas constitucionalmente. El PSOE, con el gobierno a la cabeza, nos lleva por una senda peligrosa en la que la restricción de los derechos individuales de los ciudadanos se puede convertir en una triste realidad. De todos es sabido que el Sr. Rodríguez (como le llama acertadamente el periodista Carlos Herrera) también conocido como Zapatero, poco o nulo cariño le tiene a nuestra Constitución, toda vez que subyace en él un infinito deseo de cargársela directa o indirectamente, pero al menos podía mostrar adhesión, o sólo respeto a los derechos individuales o colectivos de la ciudadanía. Digo lo anterior pues estamos caminando al dirigismo estatal con preeminencia absoluta de los dictados del estado, y ello lo cierto es que me repugna.
Estamos leyendo estos días en numerosos medios de comunicación de producción escrita, radiofónica o televisiva los ataques que algunos de esos medios están soportando en lo que es más una campaña dirigida a la quiebra del contrincante en la opinión, que una defensa de los intereses de la ciudadanía. Señala el artículo 20 de la Constitución que:” Se reconocen y protegen los derechos: a) A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción”. Pues bien el PSOE persistentemente intenta conculcar estos derechos con sus ataques a determinados periodistas de todos conocidos, con lo que podrás estar más o menos de acuerdo, o incluso en desacuerdo, pero que tienen derecho a expresarse libremente con el límite claro está del respeto a la ley en todas sus vertientes, existiendo en el supuesto de conculcar la misma un sistema judicial que prevé los procedimientos adecuados de defensa de los derechos de terceros que puedan verse afectados por esas opiniones.
Pero, no podemos permitir que se coarte la siguiente libertad consagrada en nuestra Constitución consistente en recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión, y ahí es donde la actitud del gobierno y del PSOE está atacando directamente a la ciudadanía, porque esas campañas más o menos oficiales de los medios adeptos al gobierno instigadas por éste tienen la única finalidad de terminar con la pluralidad y con el derecho a expresar las ideas y opiniones libremente y contra eso cualquier amante de la libertad del individuo, cualquier ciudadano responsable debe de manifestar su contrariedad porque los grandes males siempre comienzan con pequeños principios, y eso mismo sucede con la restricción de derechos.
A nadie se le obliga a oír los medios contrarios al Gobierno, a mi nadie me dice nunca que emisora poner, que periódico abrir o que televisión ver, porque eso corresponde a mi libertad personal, y en mi libertad personal nadie tiene derecho a imponer nada. Del mismo modo que el 13 de marzo del 2004 no fui a ninguna sede del Partido Popular a cercarla y asediarla porque no oí determinada emisora, y sigo sin hacerlo, quiero que se respete mi derecho a escuchar al Sr. Herrera o al Sr. Jiménez con absoluto respeto, porque en el respeto a lo individual y a las leyes nos lo jugamos todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *