ZAPATERO: LOS DE ETA NO SON BELLAS SIRENAS SI NO ASESINOS

Una vez más el sábado por la noche la organización terrorista ETA dejó su tarjeta de visita: un coche bomba. Por fortuna, y sólo por ella, las consecuencias de dicha acción se circunscribieron al aspecto material y no hubo que lamentar ninguna muerte ni mutilación. El gobierno mientras tanto escuchando los cantos de sirena, como Ulises, navegando por las aguas de la presunta paz que ni se atisba su llegada, ni parece esté cerca.
Acaso, alguien arrepentido de sus acciones que busca la paz dinamita la misma con una bomba. Sólo se lo cree Zapatero, quien cada vez se parece más a Peter Pan y menos a lo que debe ser un presidente de gobierno. Que esperanza y/o confianza vamos a tener los españoles en el fin de las andanzas de los asesinos si no dejan de hacer lo que les es propio: intentar matar, aterrorizar y extorsionar en la sociedad. O acaso el gobierno pretende que los que nos rindamos seamos nosotros los demócratas, los que respetamos la legalidad.
Sr. presidente haga que alguien le aferre al mástil de la defensa de los intereses del País (de España claro está) y póngase tapones en los oídos, pero por favor no engañe a los españoles, no rinda a toda una Nación, no oiga los cantos de sirena. Es preferible que no le den el Nobel de la paz, y haga lo que los españoles de bien queremos: ¡acabe con los terroristas!. De momento la única fórmula para hacerlo: perseguirlos allá donde estén y detenerlos; después que actúe la justicia como sabe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *