ZAPATERO Y EL PSOE ¿”ACOJONADOS”?. MAS BIEN AUTOSECUESTRADOS

En esta vida hay personas a las que hacerles el más mínimo de los reconocimientos no va más allá de la gracieta u ocurrencia ingeniosa de un momento dado, pero a veces las tonterías que pueda decir alguno encierran verdades como puños. ¿A qué me refiero? Pues en este caso concreto a las manifestaciones del radical Rovira acerca del “acojonamiento” del PSOE, pero lo cierto es que a los miembros del partido gobernante se les nota ese nerviosismo propio de aquel que asustado por los acontecimientos no sabe por donde salir.
Me recuerda a aquellos que en las películas de suspense americanas se meten en una casa cualquiera, con el espectador sabiendo que en cualquier momento algo o alguien le va a dar un susto, esas películas o esas situaciones de la vida en las que uno mismo se hace rehén de sus miedos y de sus actos. Esto último es precisamente lo que le pasa al Sr. Rodríguez Zapatero y su partido, que se han “autosecuestrado”, se han atado las manos con el único ánimo de gobernar a toda costa en Cataluña y en España, han renunciado a realizar un pacto serio de gobierno, han renunciado a los principios y valores que inspiraron la Transición en nuestro país, han renunciado al espíritu constitucional y a la estabilidad que presta éste, con un único fin: gobernar.
Si bien es una aspiración muy lógica la de querer gobernar, también se debe exigir a quien quiera hacerlo la responsabilidad suficiente para establecer los límites que le lleven al ejercicio de ese gobierno, porque si no lo hacemos al final es cuando la debilidad, el miedo y el intento de desviar la atención aparecen. El miedo del “secuestrado” es patente hoy en día en España, o si no ¿alguien movería nuevamente en la prensa temas tan manidos como el prestige o la guerra de Irak?, pues creo que no.
El gobierno de este país tiene miedo de no saber salir del atolladero al que nos lleva, como aquel que se mete en la casa del miedo, pero en este caso, como en las películas tiene nuestro gobierno una fácil solución: buscar ayuda, y hacerlo en aquellos que representan a 10 millones de españoles, el Partido Popular, y hacer, como por otra parte le ha sido ofrecido en no pocas ocasiones, un gran pacto de Estado entre las dos grandes fuerzas políticas de este país. Sólo así Zapatero y e PSOE dejarán de estar “acojonados”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *