¿RESIGNACIÓN? ME NIEGO, DIGO ¡NO!

Últimamente noto cierto desánimo en muchas personas con las que charlo. Las cosas son imposibles de cambiar, “no se puede”, “no dejan”, “no quieren”…como decía la canción pongamos que hablo de… ¿Madrid? ¡no!, de política. Este aire de inamovilidad que se respira, de incredulidad en la transformación de la sociedad, en un dejarse ir, me…