BLANCO, O LA INSOPORTABLE LEVEDAD DEL SER

Ay Pepiño, Pepiño. El guardián pretoriano del socialismo nacional aterrizó en “su tierra”. No se si debemos reír, o debemos llorar, o quizás debamos hacer las dos cosas.Decía James Freeman que “Un politico piensa en las próximas elecciones; un estadista, en la próxima generacíon.” Con el clarividente y a la vez falaz José Blanco la…