ZAPATERO VISTETE DESPACIO QUE TENEMOS PRISA

Vísteme despacio que tengo prisa. Así reza uno de los más conocidos refranes de la sabiduría popular española, y así debería ser nuestra forma de actuación en los más diversos órdenes de la vida: la calma, la pausa, el razonamiento previo debe ser principios básicos de nuestro actuar en orden a no equivocarnos, no elegir…